UN MILLERO DE CLASE LLAMADO EITHAN….Bastó su triunfo en la milla del Gran Premio Internacional de “Las Américas” de Palermo -Argentina para consagrarlo.

 


 

SUS INCIOS

 

Cuando comenzaron a presentarse figuras en milla como Iron And Gold, en una distancia que carecía de especialistas, apareció la figura de Eithan. Este lindo castaño norteamericano que venía antecedido por ser un linajudo hijo dePolish Numbert que,  aparte de ser un hijo de Danzing, su madre fue la famosa Numberet Account, en Double Slippers, quien fue adquirido cuando tenía 1 año y medio por Isaac Galsky para defender los colores del Polo Norte.

Puesto en manos de Miguel Salas, comenzó a mostrarse como un potrillo ligero desde sus primeros ejercicios y esto quedó plasmado el día de su debut a finales de noviembre de 1995, cuando tenía aún 2 años y pudo llevarse la competencia de tiro a tiro con Edwin Talaverano, por más de 4 largos sobre Integro, colocando 1’20”32 para los 1300 metros sobre la arena sin ningún tipo de apremios.

Miguel Salas no tenía  duda alguna de que se trataba de un caballo de nivel, por lo que su siguiente paso sería el campo clásico. Ya en un nuevo año 96 fue inscrito en los 1600 metros del “Miguel Fort Magot”, montado por Christian Arredondo y no pudo vencer la resistencia de New Hunter, el hijo de New Love que alcanzaba su primer éxito de jerarquía. Eithan se mostraba como un potrillo muy corredor pero que no alcanzaba la serenidad necesaria para administrar su potencia. Esto quedó demostrado dos meses después en los 1400 del “Manuel Químper” día en que no fue  rival de Chinazo, un hijo de Guaracazo que se consolidaba como el líder indiscutido de su generación, al imponerse de manera impresionante por 14 largos sobre New Hunter. El pupilo de Miguel Salas sólo pudo arribar tercero pero lejos del indiscutido ganador.

 

EL PERINOX


Nuevamente con Edwin Talaverano en su silla es cuando consigue otra fácil victoria en su respectiva condicional, sobre San Bartolazo cuando se llevó la carrera de punta a punta colocando 1’13”1/5 para los 1200 metros.

Y es en ese momento que lo recordamos claramente, cuando ganaba como campeón la milla del clásico “Perinox” con David Cora, por aquel entonces la “Polla Chica”, de la arena en gran exhibición y por 14 cuerpos sobre Raad; Golden Boy; Sparky y compañía en 1’39”2/5.

 

CAMBIO DE COLORES

 Esta actuación valió para que Eithan fuera adquirido por los colores del TR bajo la misma preparación de Miguel Salas II y la ayuda de su padre Miguel Salas . Y es en esta etapa que el linajudo norteamericano comenzó a destacar nítidamente

Pero antes tuvo que subir, era casi obligatorio,  a los 2000 metros del Ortiz de Zevallos que ganara Chinazo y a los 2400 metros del Derby Nacional que tuvo un ganador sorpresivo  como Kamel, esta última carrera animados por su segundo lugar, aunque lejos de Lucayan en los 2200 metros del “Luis Olaechea Dubois”, pero seamos claros que en ambas competencias no tuvo brillo porque su velocidad le quitaba vigencia en las distancias de aliento.

Cuando volvió tuvo un éxito tremendo. Miguel Salas II, poco a poco, fue modelando a un potrillo muy corredor, pero que no alcanzaba ni la consolidación, ni la serenidad para alcanzar todo su potencial.

Primero, en los 1300 del “Hipódromo de San Felipe”, nuevamente con Talaverano, que lo ganó en 1’17”3/5 sobre Don Víctor y Lochness, pero siguió desbordándose y corriendo demasiado fuerte, casi contra de sí mismo, en las distancias iniciales pero que les fueron suficientes para sacarle 6 largos. Y luego con la misma vehemencia en la milla del “República de Ecuador” cuando fue más que Red Express apabullándolo por más de 6 cuerpos. Luego llegaban MorningDancer; Nostradamus y Salcantay, rivales que en alguna oportunidad lo habían adelantado. Es por ese vértigo que  falló en la milla Internacional del OSAF, corrido en nuestro país y que ganara el chileno Chantilly, y cuando dio muchos kilos y no descansó un metro en el “Elías Betín”, bajo la conducción de Ricardo Quispe, llegando tercero tras Cruzan Gold y Don Víctor.

 

GRAN DEMOSTRACIÓN Y VIAJE

 


Fue después que lo llevaron por primera vez al pasto y con él llegó su última actuación previa al viaje, en los 1800 metros del “Augusto Mostajo Barrera”, en la que tuvo un estupendo y dramático triunfo sobre Nostradamus, que fue su encarnizado rival, y con el que tuvo que luchar palmo a palmo en los metros  finales para sacarle la mínima en la raya bajo una estupenda actuación de los hermanos Talaverano, ya que Ramiro Talaverano fue el conductor del hijo de Mashhor Dancer, vendiendo cara su derrota. Esta actuación le dio su pasaporte para viajar a Buenos Aires y participar en la milla del Anchorena.

 

LA MILLA DEL ANCHORENA

 

Ya en Buenos Aires, las cosas se fueron complicando. Previo a la gran cita, el castaño había padecido una fuerte infección intestinal, que gracias al Dr. Renzo Traverso, quien viajó con la delegación, especialmente contratado lo pudo recuperar, ya que por lo cerca de la carrera no podía medicarlo correctamente por las pruebas antidoping.

Entonces, ya más recuperado de su salud y en césped de San Isidro, Eithan con Edwin Talaverano, no pudo meterse a las tablas, se ubicó siempre abierto porque la milla del “Anchorena” lo corrían muchos (20) y porque el vértigo de la punta era sin cuartel, y le impidió ganar la baranda.

Pese a ello, Eithan asomó a 250 dando por momentos la impresión que entraba a pelear el triunfo. Fue allí donde se apagó ligeramente por el tremendo bullicio del público y los flashes de la prensa, y fue por ello, que llegó sexto del argentino Atonic, pero, como ya indicamos,  prendido de los punteros.Entonces, esa fue su gran carta de presentación en Argentina.  Nostradamus, con Ramiro Talaverano, arribó décimo en la misma prueba.

 

LO PREVIO A PALERMO

 


Eithan, se encargaría de escribir una página más de gloria para nuestro turf, al imponerse en la milla del Gran Premio Las Américas, corrido en el hipódromo de Palermo -  Argentina.. ¿Pero cómo empezó a tejerse este triunfo?

Recordemos en aquel histórico meeting internacional de diciembre 1996 corrido en el hipódromo de San Isidro, cuando la delegación peruana realizó un papel sobresaliente. Fregy´s ratificaba su magnífico momento y se imponía en una carrera más que emocionante, en el  Carlos A. Pellegrini; Kimba, se consagraba como la mejor yegua de Sudamérica, cuando derrotaba a la local Indonesia en los 2000 metros del clásico “Copa de Plata Roberto Vásquez Mancilla” y Loveshine lograba un destacadísimo segundo lugar del local Emigrant, en la recta del Félix de AlzagaUnzué.  

Entonces, Todas estas grandes actuaciones de nuestros representantes, sirvieron para que las autoridades del  Hipódromo de Palermo,  invitar a los caballos peruanos a participar del festival, con ocasión del “Gran Premio República de Argentina”, colocando a nuestra delegación como protagonistas de este Meeting.

Pero que opción poseía realmente el PolishNumbers?

Que Eithan tenía opción llegando lógicamente en buen estado, era algo obvio. Su progreso se había hecho indiscutible y su actuación en el Anchorena había sido lo suficientemente buena como para pensar que tuviera posibilidades. Sin embargo, tenía que ganarle a El Compinche, la gran carta argentina, que no había ido al césped de San Isidro, justamente porque estaba siendo preparado especialmente para Palermo, y porque tenía un bono especial, si ganaba este clásico, ya que había ganado otros dos clásicos grupo I, uno de ellos el “Estrellas” de fines de Junio de 1996, y no lo querían lógicamente arriesgar.

Si borraríamos a Eithan, El Compinche hubiera sido la estrella del este clásico y hubiera acaparado, con toda justicia, todos los elogios.

 

 

EL “GRAN PREMIO INTERNACIONAL LAS AMÉRICAS”

 


Esta situación quedo robustecida totalmente cuando Eithan conseguía un inapelable triunfo sobre El Compinche en la primera carrera puesta en disputa, la milla del “Gran Premio de Las Américas”.

Ya en la carrera, fue colocado segundo y salió en tenaz persecución del potrillo En Crédito, que salía en la punta y marcaba fuertes parciales. Ya en la recta final, Talaverano hace correr al hijo de Polish Numbers, dominando sin apremios. Y ya por los 500, aparecía la figura de El Compinche por el medio de cancha con Jacinto Herrera, para atropellar con fuerza, pero sin comprometer la victoria del crédito peruano que cruzaba la sentencia con más de 2 cuerpos a su favor.

A este El Compinche fue capaz de ganarle aquella memorable tarde Editan. Y para hacerlo tuvo que correr en 1’34” la milla y no sólo de imponer este registro, sino de accionar brillantemente, a tal punto que el tercer colocado, Rincón Fraile, llegó a 7 cuerpos del pupilo de La Quebrada.

Y fue nuevamente Edwin Talaverano, el héroe de otra jornada brillante para el turf y la hípica peruana, porque el jinete que condujo al segundo colocado, que era el favorito El Compinche, un descendiente de Sotuer Halo del harás La Quebrada, fue conducido por otro látigo peruano, el maestro Jacinto Herrera.

 

 

ESTADOS UNIDOS Y REGRESO A LIMA

 

Después de tan destacada victoria, Jaime Flores, su propietario, decide llevarlo al difícil circuito de los Estados Unidos, en donde valga verdades, el castaño nunca pudo demostrar su verdadero potencial, produciendo pobres actuaciones en las que sólo pudo conseguir una victoria en un Claiming en  marzo de 1998. Pero a su vez, el hijo de Polish Numbers estaba adquiriendo una pronunciada indocilidad en la gatera, situación que se fue agravaría cuando se decide traerlo nuevamente a Lima a continuar su campaña.

Nuevamente en Perú y  ya con nuevos colores, los del JF y la nueva preparación de Jorge Salas, Eithan parecía haber recuperado esa vitalidad que era costumbre en él, puesto que trabajaba en gran forma, lo que daba esperanzas de que sea el caballo que había conseguido una hazaña en la Argentina, pero la verdad que sus amaños en la gatera acabaron con el castaño, realizando 4 pobres actuaciones en las que sólo pudo conseguir un cuarto lugar en hándicaps sobre el 10 de tabla.

 

CONSIDERACIONES

 

Creemos que Eithan fue un excelente caballo, muy complicado en su vareo, que cuando pudo dosificar esa energía que tantas veces le trajo malos resultados, tuvo su mejor momento en su incursión la Argentina, primero en el Anchorena, donde realizó una destacada actuación al llegar sexto en medio de muchos inconvenientes en el trayecto y la prestigiosa prueba  fue su carta de presentación para la milla del Gran Premio de las Américas, dándose el lujo de derrotar a ocho de los mejores ejemplares argentinos en la distancia, la cual por historia siempre la han dominado, con El Compinche incluido, en un triunfo sólo comparable con el de Antinoo, en 1978, en el mismo escenario: el Hipódromo de Palermo. Un gran triunfo, que sumado a su gran progreso,  le dio una sensacional victoria y siguió poniendo a la hípica peruana y a sus profesionales en lo más alto de Sudamérica.

 

 

LA CAMPAÑA

 



 

EL VÍDEO