EL HERMANO DE SANTORIN… BIÓGRAFO





En la generación de 1973, la que encabezó el inolvidable Santorín, hubo otro hijo de Byomidrin que hizo noticia, y que si bien no tuvo la excelencia del pupilo del Barlovento, fue un gran caballo de carrera. Se llamó Biógrafo, fue un hijo de la argentina Pebretera, nació también en el haras La Cabaña y perteneció al stud San Martín de Porres. Su preparador fue Luis Palma.

Biógrafo, poseía un fuerte genio y salió a correr,  alcanzando a los mejores justamente en el Derby Nacional, cuando Santorín salía ante la mirada de todos a conquistar la triple corona. El castaño que era lindo caballo, ya había ganado dos clásicos consecutivos que fueron el “Policía de Investigaciones” y el “Ramón Castilla” sobre 2000 metros, y por eso se ganó su sitio.

Biógrafo, al cual dirigía Ricardo Cárdenas, se hizo de la punta y tuvo que soportar a Santorín en la
subida, y terminó dándose por vencido, pero no desentonó. Santorín ganó por 14 ½ cuerpos y Biógrafo llegó quinto a 19 ½ y Tanto Charmant como Vadim y Annabelle, lo ganaron por poco.
Biógrafo corrió un clásico más en  ese 1973 y fue estrechamente derrotado por General Arenales, y fue puesto en descanso hasta Febrero de 1974.


CUANDO FUE CRACK

Fue a partir de ese momento, que el pupilo de Palma, se fue haciendo crack de las pistas. Derrotó a Vadim y Jimmy Braddock en sendas condicionales y cuando llegó al campo clásico cayó estrechamente vencido por Lucrecio en el “Comparación”, después por Cocodrilo, que era un gran caballo y además un gran guerrero en el “Baldomero Aspíllaga”, y después de una para ligera, por el crack Flaminio en el clásico “Hipódromo Chile”.

Fue a partir de ese momento que Biógrafo se fue
enseñoreando y se ganó consecutivamente los clásicos “Independencia”;”Comercio”; “Alfredo Benavides” y “Almirante Grau”, logrando el liderato de las pistas que se hacía indiscutible ante Cocodrilo que era muy difícil de vencer y al lado también de Primero de Mayo, que era el mejor de la primera generación que nació en el primer semestre.
Biógrafo, sin embargo, no era un caballo totalmente sano. Tenía problemas con su bilirrubina y tuvo que parar. , en momentos que su propietario tuvo que tomar una decisión muy importante.


El Sesquicentenario de las Batallas de Junín y Ayacucho

Entonces, su propietario tuvo que tomar una decisión muy importante.O se quedaba en Lima y corría el Jockey Club del Perú, o Biógrafo era alistado para el “Carlos Pellegrini” de Palermo, en ese entonces.

La decisión era mucho más transcendente, porque en Diciembre, o sea pocas semanas después del Pellegrini, se estaba organizando el “Gran Premio Internacional Sesquicentenario de las Batallas de Junín y Ayacucho” sobre 2400 metros.

Enrique León Velarde, su propietario, decidió quedarse en Lima, a instancias del Presidente del Jockey Club del Perú, General José Rodríguez Razzeto y Biógrafo, algo falto, perdió por muy poco un Jockey Club que fue titánicamente disputado, ante Cocodrilo, que ganaba una carrera increíble con el maestro Gonzalo Rojas “up”, y El Visitante, que por momentos dio la impresión que ganaba, pero llegó así en gran forma al Internacional.


A esa carrera pudieron venir Gran Secreto y Good Bloke, los dos caballos argentinos que habían llegado primero y segundo en el Carlos Pellegrini. También estuvieron presentes el chileno Piduco y el colombiano Captain Cook,  por lo que se trató de una durísima confrontación entre ellos y los peruanos que obviamente estaban encabezados por Biógrafo y Cocodrilo.

Y al final, Biógrafo se graduó de crack y derrotó por más de un cuerpos a Good Bloke, con Cocodrilo tercero muy cerca, y Gran Secreto cuarto.


VETO EN USA

Biógrafo ganó dos clásicos más, que fueron el “El Presidente de la República” y el “Ciudad de Lima”, y enrumbó hacia USA donde tuvo mala suerte. Es en este país donde se presenta una anécdota. El Ing. León Velarde, su propietario,  fue encarcelado, acusándolo de haberlo vendido por $ 300 000 mil dólares y no haber declarado la venta. Se le impuso una multa de 3 millones de dólares por este cargo, perdiendo así todas sus pertenencias.

Pero Biógrafo tuvo que retornar al Perú pues había adquirido una maña que lo descalificó de participar en los hipódromos de Estado Unidos.

De retorno a Lima en 1976, algunos dudaron de que se tratara de Biógrafo, pero aquí ocurrió lo que se podría mencionar como un milagro, ya que el hijo de Biomydrin retornó al training y recuperando nuevamente el titularato, cuando ganó el “Aniversario del Jockey Club del Perú” y después el “Enrique Meiggs”, pero después volvió a presentar los mismos amaños que lo vetaron de Norteamérica, comenzando a abrirse en el poste de los 800 y tuvo que ser retirado del entrenamiento para la reproducción.

Llevado a la reproducción fue padre de los destacados Bólido, Delta, Vinicio, Blanco, Bigotera, entre otros ejemplares.


CONSIDERACIONES

Que mejor manera que recordarlo como una gran corredor, que tuvo su mejor momento en el segundo semestre de 1974. Lamentablemente su indocilidad no le dejó ser “más caballo” de lo que fue, pero que sin lugar a dudas, escribió una página más de gloria en la historia de nuestro turf.





EL PEDIGREE




  EL VÍDEO