UNA MÁQUINA LLAMADA CHINAZO



Cuando Guaracazo, el padre de Chinazo (por Lady China), salió a las ventas, lo adquirió de primera impresión un señor que pareció de pronto en el ring de ventas, pero que al momento de celebrar el contrato, expresó que se había confundido, o que no tenía el dinero para pagar el caballo, y Guaracazo fue vendido, cosa absolutamente inusual por segunda vez en la noche. Pero días más tarde la venta no se concretó y el castaño se quedó como defensor del haras La Paloma. Y fue crack.

En efecto, Guaracazo asomó como un potrillo lleno de condiciones desde sus primeros correteos y realizó casi una inmaculada campaña que lo llevó a ganar la “Copa de Oro”, en un final durísimo con la monta de Guillermo Herrera, sobre Hackendal, que fue corrido por el sobrino de Golo, Jacinto Herrera, quien hacía poco había salido a correr, era diciembre de 1986, y que cayó por escaso medio cuerpo.

Y este Guaracazo siguió siendo estrella pese a que perdió la “Polla de Potrillos” por factores ajenos a su real capacidad. Prueba de ello fue su triunfo sobre el mismo Prince Vaduz, en los 2000 metros del “Ortiz de Zevallos”. Después de esa carrera se lesionó y se quedó sin buscar la gloria en el Derby Nacional.

Con Chinazo paso algo muy similar, ya que no pudo ser vendido puesto que no alcanzó la base, que no era alta, puesta por su criador. Aún Guaracazo era una incógnita como padrillo y no tenía hermanos maternos que se hubieran distinguido. Y quedó como su padre, para poder defender las sedas de La Paloma, llegando a las manos de Arturo Morales para su preparación.

Chinazo, fue el líder de su generación y tras ser doble coronado, correr adolorido el Derby Nacional y el Independencia donde se lesionó, dejándolo prácticamente fuera de las pistas.


SUS INICIOS

Cuando Chinazo debutó con la monta de Bruno Morales en Julio de 1995, respondió a una serie de excelentes aprontes y fue un rotundo ganador para los debutantes de dos años. Su debut superaba lo esperado y al final derrotaba por 10 ½ cuerpos a Mandon, marcando 0’58”3/5 para el kilómetro, luciendo un excelente final.

Pero cuando llegó a sus primeros clásicos tuvo que mostrar algo más que precocidad y velocidad, sino también calidad. Y fue capaz de ganar los 1200 metros sobre la arena del “Adolfo Vásquez Pequeño”. Y en aquella carrera la velocidad de Chinazo, nuevamente con Morales, pudo más que el paso parejo, no sólo de Egipto, un Good Command que había tenido más que un auspicioso debut, llamado a ser el rival de la carrera y de Tambo Andino.


Chinazo ligero y brillante, salió disparado y sacó varios cuerpos de ventaja, mientras Egipto tenía serios problemas para colocarse. Ya en el codo final, Chinazo corría con la victoria asegurada y nada menos que en 35” para los primeros 600. Y en la recta final mantuvo posiciones con Egipto y Tambo de Oro luchando arduamente por el placé. Al final fueron 3 ¼ cuerpos que separaron al hijo de Guaracazo sobre Egipto que finalmente se quedó con la segunda posición.



Y los 1200 metros del “Guillermo Noriega Ballester”, no fue la excepción y lo ganó con suma facilidad y en excelente tiempo. Esta vez montado por Adolfo Morales, tomó la punta del lote y en el codo, acabó con toda la intención de sus 5 rivales de ocasión al cruzar la meta con más de 7 cuerpos de ventaja sobre el buen Tambo de Oro.







GRAN DEMOSTRACIÓN

Llegó el descanso por una curación a las cañas, y en el retorno, ya en los 1500 metros del Manuel Químper, muchos querían verlo en una distancia que ya se acercaba más al medio fondo que a la velocidad y el pupilo de La Paloma superó no sólo a rivales de la calidad del que había sido su principal contrincante en sus primeras carreras como Tambo Andino, sino, Nostradamus, un veloz hijo Mashor Dancer que había tenido un triunfo descollante en el kilómetro del “República de Panamá” con Ramiro Talaverano.

Nuevamente con un sapiente Adolfo Morales en sus controles, con criterio y la calma necesaria para plantear una carrera normal, dejó que Nostradamus tomara la punta y se puso en su persecución. Pero la verdad de las cosas es que cuando llegaron los últimos 300 metros, Morales le movió los brazos, y el hijo de Guaracazo se fue imparable hacia el disco y consiguió otro abrumador triunfo por 10 cuerpos sobre Tambo Andino que le quitaba el placé a Nostradamus, en 1’33”1/5.

Chinazo había sacado una altísima nota y mostraba sin lugar a dudas ser el mejor producto de la generación.

El pupilo de Arturo Morales, tuvo que dejar pasar la “Copa de Oro”, porque no fue inscrito en el Programa de Fomento y la última semana del año 95, lo inscribieron en 1800 y en el pasto del premio especial “Enrique Swayne Wallance”. La Cancha no fue de su total agrado y pareció que el buen Tambo Andino lo pasaba de largo en los últimos 200  pero Chinazo ante una estupenda conducción de Adolfo Morales, sacó la garra de los que no querían perder y mantuvo un pescuezo de ventaja al cruzar la sentencia.



CHINAZO CON LA CATEGORÍA DE CRACK


Ya en un nuevo año y bajo la nueva preparación de Leoncio Chuan, el retorno se produjo en los 1500 de un nuevo “Manuel Químper” y frente a una durísima pareja integrada por Egipto – New Hunter, el hijo de la excelente New Love y con Eithan, el Polish Numbers del TR, también como importante adversario.  Llegaba por primera vez a su silla Edwin Talaverano. Chinazo pareció en el codo que podía aflojar, pero cuando llego los últimos 300 salió con todo a mostrar lo que valía y dejó a 14 cuerpos a New Hunter, marcando el excelente registro de 1’33”.
Ya no había dudas, Chinazo seguía impresionando, mantenía el invicto y quedaba como un candidato firme para tentar los 1600 metros de la Polla de Potrillos y con ella, el difícil camino de hacía las cuatro coronas.


UN TÍTULO ABSOLUTAMENTE MERECIDO

Y en Abril, llegó la disputa de los 1600 metros de la “Polla de Potrillos” en la que el hijo de Guaracazo, se enfrentaría a la flor y nata de la potrillada y con Christian Arredondo que llegaba por primera vez a sus controles. A los ya comentados, se les unía Capitán Frío,  El Bolo, Sol Del Norte y Big Engine, Don Matías y Salcantay. Pero Chinazo en esta carrera demostró ser el mejor. Largó maravillosamente, y mejor incluso que New Hunter, que colocó al dar el primer salto a su pareja Egipto, pero bastó que Arredondo lo aquietara, para que respondiera de inmediato y se pusiera mansamente a correr segundo o tercero al lado del tordillo Capitán Frío, para en el codo superar al hijo de Blanco, y comenzar a acercarse a New Hunter. En el derecho Chinazo se fue sobre New Hunter y comenzó a dominarlo, pero encontró resistencia en el hijo de New Love, que lejos de aflojar, tuvo aire para respirar, pero apenas Chinazo hizo el cambio de mano, pasar de largo y vencerlo por más de 2 cuerpos. Tercero remataba El Bolo que adelantaba a Big Engine.  


Chinazo demostraba clase y serenidad que fue “adquiriendo” con la experiencia,  siendo esta la tónica de toda su campaña, porque cuando debutó era todo un “balazo” y cuando se fueron alargando las distancias demostraba que podía perfectamente correr, ya sea adelante o donde lo pusiera su jinete.


La pregunta se caía de madura. ¿Podría seguir manteniendo su indiscutible vigencia cuando llegue la exigencia de los 2000 metros del Ricardo Ortiz de Zevallos?
Esa duda se despejó del todo el 26 de Mayo de aquel año, con la disputa de los 2000 metros del “Ricardo  Ortiz de Zevallos”,  cuando Chinazo con Christian Arredondo y El Bolo con Jacinto Herrera, marcaron una subida impresionante, y se pusieron a luchar como un solo caballo, ayudados por sus estupendos jinetes que contribuyeron con su habilidad y buenas maneras a que el final sea de primera. Al final Chinazo cruzaba el disco con un cuerpo a su favor sobre Affair To Remember que vino del fondo para arrebatarle el placé a El Bolo que realizó una estupenda carrera.

Ya Chinazo era el crack indiscutible y se convirtió un héroe en esta carrera porque El Bolo lo obligó a serlo, pero ya para esto, Chinazo estaba sintiendo los estragos de una dura campaña y su nudo le estaba “pasando factura”.



DERBY NACIONAL Y MERMA

Toda la expectativa del público aficionado, se vio reflejada en el Derby Nacional en ver un triple coronado e invicto como Chinazo. Pero como toda cinta azul, era una carrera dura y complicada y después de que Sol del Norte molestó un rato antes de ingresar al partidor, sucedió algo que estaba en los cálculos previos. Loveshine, la americana hija de Flying Paster,  alcanzó la punta porque Julio Pezúa no quiso tomarla con Eithan. Esos primeros “forcejeos” trajeron consigo que la carrera se aligerara un tanto y que Loveshine pasara frente a la meta con un parcial ligero de 35”3/5 los primeros 600.


¿Quiénes la seguían? Eithan, pero asimismo Lucayán, que quedó bien ubicado. Más atrás Pedro Santos colocaba a Sol del Norte con comodidad y Christian Arredondo planteaba las acciones con toda la calma del mundo. Ubicaba a su manso potrillo en el sexto o sétimo puesto sin meterlo en la carrera. 



Así pasaron frente a la meta y llegaron a la subida. Nada cambió, salvo la presión, porque cuando Talaverano, jinete de Loveshine, se dio cuenta que no tenía rivales en la punta, hizo lo que tenía que hacer, que era esperar y calmar a su conducida. Eso trajo como consecuencia que el lote se comenzara a juntar y que surgieran poco después las primeras definiciones.
Kamel, un hijo de Book The Band del Temsa que silenciosamente se había metido al plano estelar de la potrillada y que ya había enfrentado a la caballada mayor, se había colocado sexto y luego quinto, y comenzó a ser protagonista de  primer nivel.

Todos esperaban en esos momentos a Chinazo y Chinazo no aparecía. Entonces el tren se hizo lento y fue allí donde se comenzó a definir aquel Derby. Al agruparse el lote, Chinazo corría tranquilamente por fuera, quedó algo abierto y comenzó a tener problemas con el cambio de manos.
Fue en esos momentos cuando Arredondo se preocupó en que su potrillo no se le abriera, que de tomar una decisión que fuera gloria o fracaso. O apuraba y seguía a Kamel que corría ya impecablemente tras los punteros con Manuel Aguilar, o esperaba y buscaba los medios para no perder terreno.

Fatalmente para él, Chinazo no le obedeció como hubiera sido el ideal, y no entró, sino que buscó un tanto para afuera. Y cuando Arredondo intentaba ordenar a su caballo, Kamel se acercaba cada vez más peligrosamente a los punteros y Aragón llevaba sigilosamente a Affair To Remember por el lado de los palos.

Kamel ya había superado a Loveshine y cuando ingresaron al derecho, la del Myrna perdió algunas líneas y dejo una franja considerable para que entraran hasta tres caballos. Kamel se fue para afuera, pero El Bolo que había superado a Chinazo en pleno codo, y después el hijo de Guaracazo, ingresaron por allí, pero cuando lo hicieron, ya Kamel estaba dominando las acciones y ganado la carrera. Chinazo noble y digno por esa clase que tenía, llegaba en el segundo lugar, pero con el deber cumplido. Tercero El Bolo y cuarto Sol del Norte.


Ya Chinazo comenzaba a demostrar problemas físicos y con su nudo. A pesar de ello, a finales  del mismo mes, salió a enfrentar a los mayores en los 2400 metros del tradicional clásico Independencia, que sirvieron para consagrar a Quickflit y donde Chinazo simplemente dijo que esta “cansado” y que no estaba para esfuerzos reiterados debido a su nudo que ya “no daba más”. A esto agregarle que el descendiente de Lady China, acabó tuerto tras caerle un terrón ene le ojo.

Luego de esta carrera, en la cual creemos, nunca debió correr, Chinazo fue curado de un nudo y llevado al Haras La Paloma para un reparador descanso.






Chinazo estuvo en condiciones de reaparecer en Febrero de 1997, con motivos de la disputa de los 2000 metros del clásico Pedro García Miró, con la consigna de clasificarlo al latinoamericano que ese año se disputaría en Chile, pero simplemente su nudo no aguanto más y llegando en un decoroso quinto lugar por su clase.

Esta fue la última carrera de un gran corredor, que cuando estuvo sano se convirtió en una verdadera máquina demoledora, creemos, que de haber sido llevado de mejor manera, hubiese llegado a otros niveles. Un crack que merece ser tratado como tal y que hizo que muchos aficionados pudiésemos gozar con cada una de sus actuaciones. 


LA CAMPAÑA

















EL VÍDEO