UN NOBLE GUERRERO: AL RASHID

Con 12 años en hombros y una campaña llena de altibajos, Al Rashid ha sabido ganarse el cariño del público aficionado, ese que semana a semana lo ve participar en pruebas de hándicap sobre 1,000 metros y en las cuales no sabe fallar.

Dueño de un corazón enorme y de actuaciones dignas de recordar, hoy celebramos la presencia de Al Rashid en el Hipódromo de Monterrico, ese hijo de Spend One Dolar y Una Flor que integró la generación del 2007, esa que lideró, entre otros, Tomcito, Código de Honor, en arena y Bastian y Yabra, en césped. En las próximas líneas, usted leerá una pequeña historia acerca de un noble guerrero llamado Al Rashid.

Habiendo debutado una calurosa tarde de febrero del 2007 en una condicional para no ganadores, sobre 900 metros, Al Rashid lució desde el comienzo los colores del Stud Starbucks. Llegó quinto de Klok, Cinema Paradiso y adelantó - nada menos que - a Quiron en lo que fue su primer salto a las pruebas públicas.

Posteriormente, el nacido en el Haras Boucle, tuvo su primera participación clásica. Fue el 31 de marzo cuando rivalizó con cinco oponentes en el Clásico "Carlos II Watson y Eduardo F. G. Watson" sobre los 1,200 metros. El castaño llegaría penúltimo de un grupo de destacados corredores entre los que resaltaron Klok, Granizo y Sudoku.

Al principio de su campaña, Al Rashid demostró no estar cómodo en la pista y fiel reflejo de ello fue su posterior sexto lugar en otra condicional sobre 1,300 metros, cayendo a manos de un Quirón que empezaba a hacerse figura en medio de una generación que no mostraba - hasta el momento - a sus figuras máximas.

Sin embargo, el cambio de vida se le presentó un 19 de mayo del 2007, día en el que Al Rashid probó la pista de césped para quedarse y cumplir sus mejores actuaciones. Superando a un lote de 10 ejemplares, el pupilo del Starbucks derrotó a Bastian, Cavalor y Marshal Times en los 1,300 metros de una condicional para no ganadores. Ello era prueba significativa que lo suyo era el verde y no sólo para comer.

Luego de esa destacadísima revelación, sus propietarios notaron condiciones en el hijo de Spend One Dolar, ese que probó nuevamente el campo clásico el 19 de agosto del mismo año. Fue el "Empery" el pretexto perfecto para que Al Rashid llegue tercero, cayendo ante un Bastian que empezaba a hacerse notar en la pista de césped y siendo adelantado, además, por Marver que luego fue uno de los animadores grandes de las siguientes carreras en ese escenario. Al Rashid adelantó a Caetano, nada más y nada manos.

Luego de esa alentadora actuación en el "Empery", Al Rashid inició el proceso selectivo de su generación en el pasto. El primer reto iba a ser el Clásico "Claudio Fernández Concha" (G3), prueba que se desarrolló el domingo 22 de septiembre del 2007, tarde en la que el hijo de Una Flor terminó tercero, luchando en los metros finales ante Alión que derrotaría, marcando una tremenda sorpresa, a Bastian. Detrás quedaron Caetano, Marvel, Muchacho Malo y los demás integrantes de aquella prueba.

El primer obstáculo había sido superado. Un mes más tarde, el Clásico "Gustavo Prado Heudebert" (G2) y sus siempre difíciles 2000 metros esperarían a ese grupo de tresañeros que no tenía un líder notable. Mike The Second fue el abanderado en aquella oportunidad y el placé volvió a recibir a Bastian en una actuación que volvió a dejarnos con la boca abierta. Al Rashid nuevamente era parte de la trifecta, pero ahora delante de corredores como Yabra, Caetano, Muchacho Malo, Mentol y el mismísimo Alión que no ratificó condiciones. Nada estaba claro y lo que venía era el "Postín" (G2).

Los aprontes previos de Al Rashid y la línea de sangre, decían que la duda estaba presente. Quizá la milla y media no sería su mejor aliado, pero el hijo de Spend One Dolar estaría en el partidor junto a otros nueve ejemplares. Del pasto llegaba la ganadora clásica Pech Merle, mientras que Mike The Second buscaría doble coronarse. Otros ejemplares de la prueba anterior, tratarían de ser protagonistas, gracias a esos 400 metros más.

Llegado el momento de la prueba, Yabra y Muchacho Malo fueron los animadores. A Máximo Chilo, jinete de Yabra, se le corrió la montura en la primera curva por lo que tuvo que desestribar. Todos pensaban que la prueba era perdida para él, sin embargo, la calidad del pupilo del Stud Árabe fue grande, tanto que terminó ganando la competencia sobre Muchacho Malo que dio señales que en este tipo de distancias iba a ser bravísimo. Cinema Paradiso llegó para ser cuarto, delante de Mike The Second, Bastian y Al Rashid que fue séptimo. La potranca no pudo contra los machos y sólo arribó novena. El pasto del 2007 seguía sin líder y con un Al Rashid que cumplía en todas, pero que no lograba ese final que todos esperaban.

Su regreso a la condicional, una semana más tarde, fue glorioso. Superó a un lote de siete ejemplares sobre 1,900 metros en el pasto. Derrotando a Marvel. Mike The Second y Old Man River, el pupilo del Starbuck nos decía que su zona de confort era el campo clásico y no la condicional. Así que volvió a ello y también cayó, pero ahora ante un grande que empezaba a aparecer. Granizo derrotaría en el "Stash" a Carlos Quinto, Faraqueen (ganadora de G1) y Marvel en los 2000 metros de esa prueba. AL Rashid volvió a coleccionar un tercer puesto y quedó listo para la competencia más importante de su campaña.

Fue el 20 de febrero del 2008 el día indicado para la disputa del Gran Premio Nacional Augusto B. Leguía G1. Al Rashid alinearía junto a 10 ejemplares en el partidor. Granizo aparecería en los finales y superaría a un Quirón que avanzó con potencia para ocupar el placé. Democracia (la madre de Liberal) fue tercera y Yabra, ganador del Postin, fue cuarto. Al Rashid, luego de venir especulando en todo momento, sólo terminó en sexta ubicación, siendo uno de los más parejos de la generación en pasto.

La calidad estaba y las carreras se encontraban a la vuelta de la esquina. Los principales caballos del hipódromo se preparaban para el Latino de Monterrico, así que el Baldomero Aspillaga lo corrieron sólo cuatro caballos. Dushanbe, el mostro de aquel momento, superó a Caico y dejó - nuevamente - tercero a Al Rashi que sólo adelantó a Patrick Starfish. La primera incursión en clásico frente a los adultos se había dado, pero dejando ciertas dudas.

Su retorno a las condicionales fue inmediata. Llegó cuarto de Bobe Bela y Cinema Paradiso sobre 2,000 metros, para luego derrotar a 10 ejemplares sobre 1,300 metros, en lo que fue su segundo triunfo. 

Ante esta alentadora actuación, se decidió llevarlo nuevamente al campo clásico y ahora en el Pedro Garcia Miró, prueba en la que interactuó frente a seis ejemplares, arribando en sexto lugar y adelantando a Prost que llegaba luego de luchas interminables contra Por Algo Será y Sinjon en las principales pruebas del pasto. Blasón fue el encargado de dejar detrás al pupilo del Starbucks a quien hicieron volver a la condicional.

Tres veces fue sexto en la condicional luego de su fracaso ante Blasón. Así que decidieron llevarlo al hándicap. Y su primera vez frente a ejemplares adultos en una prueba de esta categoría, se dio el 22 de agosto del 2008. Shankar dejó tercero - sí nuevamente - a Al Rashid en una prueba sobre 2,000 metros. Pero no era tan malo, pues dejaba cuarto nada más y nada menos que a Sinjón. 

Ya en este lote, acumuló dos victorias más, una sobre 2,000 metros en arena y superanado a El Maharaja y otra sobre 1,900, derrotando a Caico, Labayo y Landor en una de sus victorias más importantes en el pasto. Ello motivó a llevarlo nuevamente al clásico. Pero esta vez no en césped, sino en arena. Golden Rock sería el rival de turno y los 2,000 metros, la distancia para el encuentro. El Clásico "Congreso de la República" nos daría un enfrentamiento que terminó ganando el mejor millero de la década, Golden Rock, a un Al Rashid que peleó en todo momento, dando señales que empezaba su proceso de maduración y que aquellas buenas actuaciones en las coronas, habían sido el inicio de esto. Detrás quedaron Basil, Salta Comando y los demás.

Gracias a ese buen placé, los propietarios decidieron llevarlo a los mejores del campo clásico, pero ahora en césped. Nombres de gigantes como Farushenko, Al Kadir o Dushanbe asustarían a cualquiera, menos a Al Rashid que los enfrentó palmo a palmo. Fue el Clásico "Presidente de la República" (G2) el motivo para este choque de caballos experimentados y un potrillo que salía a hacerles frente. El resultado fue evidente. Farushenko, dominador absoluto de la distancia de milla y media, superó a Al Kadie, Dushanbe fue tercero y a medio cuerpo llegó Al Rashid, volando en los finales. Fue la mejor actuación del hijo de Spend One Dolar que se metía entre los mejores del pasto en Monterrico. 

Luego de ello, Farushenko y Dushanbe fueron al Pellegrini sin mayor éxito.

Un mes más tarde y luego de esa extraordinaria demostración corredora, lo esperó el Clásico Laredo y el resultado fue decepcionante. Último de nueve fue el saldo de repetirlo al mes, luego de una carrera durísima. Dushanbe fue el verdugo, pero no sólo él, pues aparecían caballos de la talla de Zeide Isaac, Fiscal, Soy Franco y Buen Mar.

Su retorno al hándicap fue inmediato y en una prueba sobre 1,500 metros, un mes más tarde, cayó ante Lauxin y Almuntacer. Al Rashid fue tercero, pero ahora con nuevos colores, los del Azul Marino. Labayo fue sexto y una actuación decorosa fue el motivo para mantenerlo en el césped.

Su nueva participación clásica se dio en el Río Pallanga, cayendo ante Blasón y adelantando a Muchacho Malo y Gran Rebelde. Luego, en el Grozny, cotejó ante Interoceánico, Blasón, Lord Mateo, llegando quinto. Posteriormente fue sexto de Yamil Junior en el Augusto Maggiolo Cavenecia, quedando detrás de Lord Mateo, El Patron y otros ejemplares de calidad, en lo que fue su última participación en pruebas jerárquicas.

Su ingreso al hándicap fue inminente. Cotejando en pruebas que oscilaban entre los 1,500 y 2,000 metros en arena y césped, Al Rashid supo ganarse la vida a finales del 2009 e inicios del 2013. Entró a correr pruebas en arena, pero sobre recta en octubre del 2014, dando señales de que los años empiezan a pesarle. En ese tipo de competencias se ha quedado desde entonces.

Con una campaña de 232 carreras corridas, 34 victorias, 41 placés  y 33 tercer puesto (varios de ellos en clásico), Al Rashid, con 12 años en hombros, ha sabido ganarse el cariño del público hípico peruano. Hoy, ingresando a una etapa de vejez, se le nota radiante y corriendo mejor, más que en aquellos momentos en los que enfrentó a caballos de la talla de Granizo, Zeide Isaac, Interoceánico, Buen Mar, Bastian, Al Kadir, Dushanbe o Farushenko.

Y como todo homenaje es mejor hacerlo en vida, creemos que tenermos Al Rashid para rato... ¡Gracias campeón!