UNA CRACK LLAMADA BALERIANA


Por Hanz Dremmler | Con el transcurrir de los años, el stud Myrna se ha caracterizado por poner sobre la palestra muchos campeones, hechura total del haras, propiedad de Freddy Nossar, con padre y madre que corrieron por el stud y que, cruzados en el criadero, procrearon campeones de la talla por ejemplo de Bradock, Splitfire, Fletcher, Davidov, Galiana, Patriot, Hanka, Ikaya, Trincheta, Ztrada, etc. Pero, un caso emblemático fue el cruce de Keseff con la yegua Ankaway. Keseff fue un campeón del Myrna en las pistas, ganador del Gran Premio Nacional y otros clásicos más y 3ro en el Derby Nacional y luego fantástico reproductor, mientras que Ankaway fue una excelente ganadora clásica y de 2 Premios Especiales para el Myrna y buena reproductora, madre de la clásica Ztrada, de Mandela, Kraft, Makanudo. El 2001, ambos produjeron a una de las yeguas más brillantes que pisaron las pistas de Monterrico como lo fue la crack Baleriana. 


Reservada, como es tradicional, para defensa de los colores del stud Myrna, Baleriana fue entrenada desde sus inicios por Felipe Talaverano dado que Jorge Salas se encontraba injustamente suspendido de ejercer funciones en Monterrico y se hallaba en Norteamérica. Y, por otro lado, Carlos Trujillo acababa de firmar como monta oficial del stud (Abril del 2004) ante el viaje de Víctor Fernández a los Estados Unidos.

Debutó la tarde del 22 de Junio del 2004 en carrera de perdedoras de 2 años sobre 1,000 metros escoltando a Apo Luisa peleando la punta toda la carrera. Repite a la semana en una competencia similar y llega 3ra de Amira y Amsterdam viniendo 3ra, tras ellas, prendida todo el tiempo pero sin definir. A las 2 semanas insiste en otra prueba similar siendo gran favorita, mechándose de partida con Silver Sunday y mañoseando por tramos, cediendo sólo al final para escoltarla. Luego es probada en curva y ya pudo mostrar sus innatas velocidades al tomar claramente la punta sobre Laria, pero cediendo al final ante el avance de Gisella que la postergó. Regresa a la recta a los 10 días siendo favorita y volvió a ser la puntera disparada pero aflojando al final para ser 4ta de Iron Friend, Cita y Mayu. 

Ya había corrido 5 veces seguidas y el resultado no variaba, mostraba grandes velocidades pero que se apagaban en los metros de la definición. Descansó casi un mes y es inscrita en otra prueba de 1,000 metros.

Nuevamente salió disparada a ser la puntera seguida de Licenciosa y Tambora. Pero, esta vez nunca aflojó. Es más, se separó en los metros finales para ganar claramente sobre la misma Licenciosa y Danzatoria. Salió, por fin, de perdedora pero mostrando una mejora sustancial. Y a las 2 semanas es inscrita ya en ganadoras de 1 pero no pudo tomarle la punta a una ligeraza como Bonanova, a la que le tocó la empalizada y se vino de un viaje, arribando 3ra. 

SU INCURSIÓN EN LAS CORONAS

Pero, a pesar de que la hija de Keseff estaba corriendo, apenas, sus condicionales y sin destacar sobremanera, en el Myrna estaban convencidos de sus bondades corredoras. Y es por eso que se la inscribe en la Polla de Potrancas.

Era para muchos, ciertamente, un albur. Y ella, fiel a su estilo, salió disparada a tomar la punta, seguida y acosada por la cotizada Petra (que había corrido sólo una vez ganando en gran forma) imponiendo parciales severos en un tren demasiado violento. My Aunt Flor y La Foquita venían a continuación. Baleriana entró, de esa manera, a la recta final aún con aire y con serias intenciones de ser la “sorpresa”. Pero recién faltando 200 metros es “devorada” por una cancha demasiado pesada y afloja cediendo ante la carga de Laria y Gisella, que definen, y perdiendo el 3er puesto recién en los últimos saltos, posición que se merecía. Para la opción que aportaba en el papel (era de las menos jugadas), la carrera fue muy satisfactoria y esperanzadora.

Para el Cotejo, como de costumbre salió a dar la cara, pero salió también, y con la misma ambición, una yegua igualmente veloz como La Misilera (con Edwin), que había deslumbrado en el grass y, por ello, estaba casi favorita y la misma My Aunt Flor. Por ello, Trujillo tuvo que forzar la punta hasta obtenerla.Pero, ese día La Misilera estaba para grandes cosas y la fue a perseguir y acosar, desprendiéndose ambas del resto del lote con My Aunt Flor 3ra pero a varios cuerpos y las otras, como Laria (la ganadora de la Polla), Jade y Cia, muy atrás esperando que se paren las punteras.  Pero eso jamás aconteció porque ambas yeguas bregaron duro y parejo hasta los últimos 150 metros cuando Baleriana cede, finalmente, pero salvando un honroso segundo lugar.  Había sido un match y Baleriana había ya demostrado que era de carrera. Su superación era notoria y evidente.

UN DERBY HAZAÑOSO

Se acercaba el Derby y la del Myrna tenía que estar presente. Ella, con La Misilera, Jade, Laria y Mayra venían del Ayulo. Y, por los machos, estaban los que definieron el Ortíz, encabezados por Sinjón, que había ganado en forma llamativa, junto a Sumud. El Maharaja, Kid Mateo, entre otros. Gran favorito era Sinjón y El Maharaja como su principal rival.  Y ella salió a marcar el paso desde el salto inicial. Pero, lamentablemente para ella, salió la pareja de El Maharaja, Kid Mateo, a mover el tren y hacerle la vida imposible, en favor de su pareja, mientras que Jade y Bertone venían más cerca que nunca. El tren era muy violento, los primeros 1,000 en 59’’3/5 en una cancha súper pesada como se encontraba.

Cuando se desprende de su tenaz perseguidor, antes de entrar a la recta final, le cae Sinjón y se pone casi a su costado. A 300 del disco lo logra emparar y desprenderse de él pero ya venía la carga de los atropelladores por fuera. En final de infarto, a 100, no puede contener las arremetidas de los que venían de refresco como Nicolás y Sumud perdiendo en los últimos saltos. 4to El Maharaja. Es que el tren dio para que los atropelladores saquen partido, vale decir justamente  los 3 que venían al fondo: El Maharaja (antepenúltimo), Sumud (penúltimo) y Nicolás (último). Aparte, la cancha estaba pesadísima, perjudicial para los caballos punteros como ella, literalmente “se la devoró” en los tramos finales.

Fue la gran heroína,había corrido una barbaridad y mereció largamente ganar pero la suerte y el planteamiento no estuvo de su lado. Le quedó el consuelo de ser la mejor potrancas, y por lejos, de la carrera. La Misilera, su archi rival, llegaba última, fuera de poste, en terrible defección.

Pasadala desazón del Derby, se venía el Gran Premio y su debut en un nuevo escenario como el césped. Algo más, Jorge Salas había ya tomado la batuta en la preparación de los caballos del Myrna. Y estaba ya una reconocida pastera como La Misilera, que, tras su fracaso en el Derby, trataba de reivindicarse. Baleriana fue la puntera desde la partida seguida de Larsson y Byblos, mientras que Sinjón venía 4to y La Misilera 5ta con Nicolás y British Steel a continuación. Trujillo trató de hacer una punta cómoda pero ya desde los 800 metros la prueba se movió y en los 600 se ve igualada por Byblos, estando La Misilera encima. Antes de entrar a la recta final, la del Myrna parecía irremediablemente desbordada por todos. A 300, La Misilera los pasa de largo concluyentemente y enfila cómoda. Y aunque pareciera mentira, Baleriana reaccionó y luchó valientemente hasta el disco por conservar el placé, perdiéndolo por fotografía ante la carga de Sinjón y Byblos que la desplazaron en la misma meta. El tremendo esfuerzo la tarde del Derby, con tremendos parciales y haciendo el gasto, la melló en su físico pero no en su coraje y valentía.

Ella fue designada como Suplente para el Latinoamericano de San Isidro en el que tanto Byblos como La Misilera defraudaron. Y justamente tal fatídico día, regresaba a la cancha Baleriana, partiendo de cero tras las Coronas, en una condicional mixta para ganadores de 1 carrera, que logró salvar sin mayor apuro, de punta a punta, derrotando a Mi Socio y Mítico en un tiempo estupendo de 2’’ para los 2,000 metros. Y a los 15 días, en otra condicional para ganadores de 2, bajando a 1,400 metros y abrumando a los buenos Erudito, British Steel y Amsterdam, siempre de punta a punta. Y al mes en otra condicional, para ganadores de 3, en la que, a diferencia de otras pruebas, Trujillo efectuó un cambio significativo pues la llevó de menor a mayor siendo 3º y 4º tras los punteros Sobrecielo y Chaposita para dominar en el derecho y mandarse mudar. Eran, la verdad, pruebas donde ella estaba fuera de lote y el campo clásico, de nuevo, la aguardaba.



Y así volvió a lo suyo, los clásicos. Y estaba en la partida de los 2,000 metros del “República Argentina” frente a su ya conocida Laria (la ganadora de la Polla), Rabab, etc. Y Trujillo dejó que punteara la ligera Frenética para desbordarla a medio recorrido y dar un espectáculo porque abrumó a sus rivales dejando a Lara a más de 10 cuerpos, la tercera a 19 y varias, incluida Laria y la puntera, fuera de poste. Creemos firmemente que ese cambio de timón que se dio con ella, bajarla a sus condicionales, partir de cero, haciéndole todo más fácil, fue el impulso que necesitaba para tomar nuevas energías. 

Y tras esa sensacional actuación, la yegua paró casi 6 meses y regresaba inscrita en el Clásico Laredo y sus 2,000 metros. Baleriana era toda una atracción, un espectáculo sobre la cancha verde, pero tenía 2 duros retos por delante: En primer lugar, superar la reaparición y, en segundo término, le salía al frente una yegua de los quilates de Loca Amy, que estaba, además, en gran nivel y que no sabía defraudar. Salió disparada de la gatera a puntear pero el jinete de Loca Amy la colocó relativamente cerca y tercera Lara. Fue en los 900 que ataca Loca Amy e iguala las posiciones pero, tras 300 metros de lucha la logra desengañar antes de entrar a la recta y conservar diferencias hasta el espejo llegando el resto de yeguas muy alejadas.

LA COPA DE PLATA Y SUS IMPONDERABLES:

Se venía el mitin del Pellegrini y el Myrna ya tenía disponible en sus filas, entonces, a Baleriana para la “Copa de Plata”, a Paradisus para el Pellegrini y a Zafín para la recta. Además estaban Caíco e Immortalite para la grande y Teófilo para la milla. Pero, una vez más, se programó erróneamente la “Copa de Plata” una semana antes (4 de Diciembre) que las otras 3 pruebas (10de Diciembre). Como se comprenderá, para no extender, en demasía, la permanencia de los ejemplares en tierras gauchas, se optó por llegar casi al filo de la “Copa de Plata”, no cabía otra. Y esto, lamentablemente, lo sufrió la yegua. De la misma manera que a otros más, a la yegua le  chocó el viaje, se bajó mucho de peso y estaba llena de nervios. Pero no tuvo el tiempo ni de recuperación ni de aclimatación. Sus nervios quedaron graficados el día de la carrera, sobretodo cuando en su traslado de su box al hipódromo se negó a subir a uno de los omnibuses especiales destinados al transporte de los animales y tuvo que hacer el viaje de 45 minutos a pié. Y en ese estado de cosas, se presentó a la carrera dando, como se entenderá, muchas ventajas. Así y todo, ella, fiel a su estilo, salió embalada a dar la cara de principio y tomó la punta con parciales de locura, sin que Trujillo lo quisiese. La yegua era así, disparadora y, con sus nervios, peor. Pasó, comandando el lote, los primeros 800 en 45’’3/5, los 1,000 en 58’’00 y los 1,200 en 1’09’’2/5, muy acosada por otra ligera como Sand Hills. Y así, entro adelante a una larga recta final de 700 metros pero a 500, lógicamente se quedó sin reservas y cedió paso para llegar a 14 cuerpos de la argentina Cursora, mientras que su perseguidora llegaba última. Indudablemente que fue una carrera que no se puede tomar en cuenta. Ella, en situación normal peleaba la carrera. Y este atenuante no fue un “pretexto” ni una “argucia” que se arguye para justificar su decaimiento final. Fue la pura realidad.

Todo fue confirmado con la muy buena actuación de los otros ejemplares que corrieron una semana después, ya recuperados y aclimatados. Paradisus y Zafín efectuaron soberbias actuaciones, mientras que Immortalite y Caico cumplieron bastante bien. Creemos que bien pudo ser de la partida del “Joaquín de Anchorena”, bien adaptada y aclimatada.

BATIÓ DOS RECORDS EN 3 SEMANAS:

De regreso a Lima, fue inscrita a los 2 meses en el Clásico “Ala Moana” y, por más que existían yeguas que andaban en buen estado como las buenas Rabab, Miss Charito, Lara y Antonella, ella sobresalía nítidamente. Y lo que nos ofreció aquel día la hija de Keseff fue soberbio porque tomó la punta y sin ser exigida fue sacando cuerpos y más cuerpos para dejarlas a más de 14 de manera impresionante  y batiendo el record para la distancia de los 1,800 que ostentaba Ritmo Criollo. 

A las 3 semanas estuvo inscrita en los 1,700 del clásico “Grozny” frente a los machos, ella era la única hembra. Y el rival era el buen Teófilo, que regresaba de su viaje al mitin de Argentina,  junto al buen Lord Sidney. Pero ella estaba para grandes cosas porque tomó la punta y sencillamente, en todo momento, inutilizó e hizo vanos los intentos y ataques de Teófilo para al final, inclusive, desprenderse para apabullarlo por casi 9 cuerpos en notable accionar y quebrando un nuevo record, esta vez de los 1,700 y a pesar de correr con baranda provisional a 3 metros. Baleriana estaba en su mejor momento, no solamente hacía cosas de crack, sino que ya era una crack.

EL LATINOAMERICANO DE MAROÑAS:

Para el Latinoamericano, el Myrna tenía clasificado a Paradisus y como suplente tenía a Fletcher. El Escorial estaba también clasificado. Poco antes del gran certamen, Paradisus tuvo un pequeño problema en sus bajos y el propietario de El Escorial declinó viajar. Fletcher se lesionó y el Myrna inmediatamente propuso a la gran yegua, que estaba en un momento brillante, para tomar el estandarte por más que ella deslumbraba en el verde y el Latino se iba a desarrollar en la arena. Este cambio de última hora fue, menos mal, aceptado por los organizadores del Latinoamericano, llámense Bruno Quintana, Enrique Martínez de Hoz y Alejandro Valdez. 

Caíco fue designado para acompañarla. Felizmente todo lo previo se dio con singular presteza y normalidad. La llegada con 7 días de anticipación y el vuelo directo Lima-Montevideo eran buen augurio.

Aquel Latinoamericano de Maroñas del 2006 albergó a muy buenos corredores y se colmó de calidad. Argentina presentaba a 4 corredores encabezados por Latency, que había ganado el Martínez de Hoz (G-1), había quedado 2do en el Anchorena, 4to en el Pellegrini del 2004 y ganado una serie de clásicos que lo constituían como el mejor caballo argentino junto a Storm Mayor, el ganador del último Pellegrini. Chile presentaba 4 ejemplares encabezados por Ring Wells y Special Bull. Uruguay se hacía presente  con 4 igualmente, sobresaliendo la campeona brasileña Necessaire. Los favoritos en las apuestas eran Latency, Storm Mayor y Gal’s Honey, en ese orden, los 3 argentinos. Y la cuartaboleteada, separada, era Baleriana. 

A diferencia de Storm Mayor, que plasmó una pésima partida, y cuando todos esperaban que Ring Wells o Necessairetomen la delantera, fue Baleriana la que salió como una tromba a tomarla. Y sin que Trujillo la exigiera, ya la del Myrna mostraba sus colores al frente, seguida por Necessaire y Ring Wells, y marcando parciales de locura. Los primeros 400 en 23’’2/5, los 800 en 45’’4/5 y los primeros 1,200 en 1’09’’2/5. Era un ritmo tremendo a partir del acoso que trataba de resistir, sobretodo desde los 1,000, de parte de Necessaire, mientras que el argentino Ring Wells ya no podía seguir el fuerte tren. Baleriana, la decidida puntera dando batalla y Necessaire acosando. Ambas yeguas en una tenaz lucha estirando el lote y distanciándose muy temprano, que estaban favoreciendo la atropellada del favorito.  Entran a la recta final, ambas luchando palmo a palmo y así permanecen incesantes y sin ceder. Y es recién en los 200 metros cuando Necessaire dramáticamente parece aventajar a duras penas a la crack peruana, cuando Trujillo realiza un oportuno cambio de huasca que permite una última reacción de la hija de Keseff. Cuando, por fin, domina Necessaire, no puede resistir  la atropellada del zaíno Latency, que se aprovechó del pleito y terminó coronándose. La yegua peruana, en una descomunal actuación, la luchó hasta el final quedando 4ta a poco más de 2 largos del ganador en un tiempo sobresaliente. Era indudable que los merecimientos se los llevaron ambas yeguas porque se desgastaron en una ardua pelea y se aguantaron hasta el final, pero sobretodo Baleriana porque ella impuso parciales desde la partida, mientras que la brasileña tuvo un inicial respiro que la ayudó en el final. Qué duda cabe que Necessaire hizo perder a Baleriana y caso contrario igual. Eso se da por descontado. 

Quién podía objetarlo. Baleriana era una crack no sólo en pasto sino también en arena. Tras la sensacional carrera, Freddy Nossar recibió hasta 3 ofertas de compra por la yegua que, al final, no fueron aceptadas. Y Baleriana, junto a Caíco fueron trasladados a Argentina en un viaje lleno de problemas. Las miras con la yegua era que participe en el “Gran Premio de las Américas O.S.A.F.” (G-1) sobre 1,600 metros en la arena de Palermo, que se iba a correr el 1º de Mayo. Pero, a 10 días de la carrera, la yegua se golpeó y Jorge Salas decidió no arriesgarla en tal prueba y declinó su participación. Por ello, se cambia de planes y la yegua es casi de inmediato preparada para viajar a los Estados Unidos. Un 8 de Mayo del 2006, ella llega a Miami en un viaje que fue muy tranquilo y efectúa la cuarentena en el hipódromo de Calder, tras lo cual es recibida por su nuevo preparador Marcelo Castro.

Lamentablemente, en Norteamérica no le fue nada bien. Para comenzar, ella recién estuvo en aptitud de debutar en Febrero del 2007, es decir a los 9 meses de haber llegado. Corrió 4 veces en el lapso de 3 meses en unos Stakes muy complicados donde ella salía corriendo fuerte, a su estilo, dando la cara pero aflojando mucho en los metros finales. Definitivamente, no era la yegua de Lima, no se adaptó en lo absoluto, y por más que se intentó un cambio de preparación a Ángel Medina, su retorno al país estaba cantado.

Ella retornó a Lima en Septiembre del 2007 y fue sometida a un reparador descanso para intentar retornarla a las pistas con la esperanza de clasificar para el Latinoamericano.  Ella pesaba ya 500 kilos. Así, recién entró a trabajar a la cancha en Diciembre y salió a correr el 25 de aquel mes en un hándicap cargando 60 kilos y con Trujillo en lomos, prueba que la ganó de punta a punta con categoría. A las 3 semanas fue inscrita en el Clásico “Arrabal” frente a los buenos milleros. Ella tomó la punta pero salió el velocísimo Pirlo de la misma manera, trenzándose en una pelea tremenda, de la que salió mal parada llegando muy lejos de Famesi, French Miner y Cia. Era indudable que la yegua ya no era la de antes. Andaba mermada. Y eso se confirmó a las 2 semanas cuando, en otro hándicap sobre la milla y cargando 60 kilos,  peleó muy duro la punta con Morocco, no pudiendo resistir la atropellada final de Black Wizard. 

Ya el criadero era su destino. Sin embargo había aún tiempo para que pueda despedirse ganadora. Fue convenientemente descansada 3 meses y reaparece a finales de Mayo en otro hándicap sobre 1,500 metros teniendo como un rival de mucho peligro al buen Lucca Brassi y dispensando peso pues llevaba 62 kilos en lomos. Ella tomó la punta seguida por su enemigo y logró rememorar sus grandes tardes de gloria al contener toda la recta final el acoso para despedirse triunfadora de las pistas y abrirse una nueva etapa en el criadero que la vio nacer.

SU CAMPAÑA


SU DESCENDENCIA

2009-07-26   Amador m.c. por Privately Held (USA)  Muy buen ganador de 5 carreras, 3 de ellas en pasto luciendo innatas velocidades.
2010-08-22   Sitka h.c. por Philosophy (USA)  Ganadora de 1 carrera en pasto
2011-09-25   N.N m.c. por Flanders Fields (USA) muerto.
2012-10-10   Espiritualmente  m.co. por Yazamaan (GB)  Toda una esperanza para el stud Myrna. Estupendo y promisor potro ganador de los clásicos: Ricardo Ortiz de Zevallos (G-1) y República de Chile.
2013-09-26   Benancio  m.c. por Badge Of Silver (USA)   Con 3 actuaciones sin destaparse aún
2015-07-25   Kometa  h.c. por Meal Penalty (USA)

Lamentablemente, la gran yegua falleció en el criadero en Septiembre del 2015, producto de un cólico, justo en momentos en que su hijo Espiritualmente ganaba una Corona en Monterrico, la Corona que ella merecía tener entre sus lauros,y que su hijo le reivindicó.

CONSIDERACIONES FINALES

Se trató Baleriana de una formidable yegua,de esas que sale muy de vez en cuando, una crack sin discusión, con una categoría y condiciones monumentales y una capacidad para la lucha y una valentía a prueba de balas, capaz de correr por igual en el césped y en la arena, con un paso “destroncador” al estilo de fenómenos que recordamos como Lutz y Tex Fina. Era de aquellos animales que tomaban la punta e imponían su propio ritmo violento corriendo a destajo, aplicando severos parciales y sin pedir favores a nadie y que, a pesar de todo ello, tenían resto ya sea para brindar un espectáculo o, a veces, para dar batalla, luchar y defenderse con enorme valentía. Bien pudo tener mejor suerte en las Coronas en que compitió pues, para su mala suerte, la cancha se encontraba, por ese entonces, sumamente pesada, lo cual iba en grave perjuicio para su forma de correr, a la descubierta y sin estar aún consolidada. Recordemos, correr, como lo hizo, en el Derby Nacional no lo hace cualquiera, igualmente en el Cotejo y en el Gran Premio Nacional. Luego, sus tremendas actuaciones en el pasto, dejando botados a sus rivales de turno, algo sumamente difícil de lograr en una cancha tan ligera, batiendo dos records, que rigen hasta estos días, y brindándonos actuaciones espectaculares que nos dejaba boquiabiertos. Y cómo olvidar lo hecho en el Latinoamericano, que pudo perfectamente ganar. 

Lamentablemente, hubo un quiebre en su campaña luego de su viaje a los Estados Unidos, tras lo cual todo fue diferente para ella. Creemos firmemente que Baleriana está entre las yeguas más brillantes que han pisado las pistas de Monterrico y que tuvimos el privilegio de observar. Y está entre las grandes yeguas que vistieron la casaquilla rojiblanca del Myrna, junto a Batuka y Kimba, un trio de oro. Aunque el suscrito se queda firmemente con la noble hija de Keseff. Y es la mejor yegua egresada de las fértiles praderas, propiedad de la familia Nossar.

EL PEDIGREE

EL VIDEO