HISTORIA DE LA POLLA DE POTRILLOS

Empezaremos por mencionar a destacados ganadores de la década del 50,  en el recordado Hipódromo de San Felipe, entre ellos Llanero que inició la década.

Se trató de un hijo de Ya Voy y Tasca que crió el haras Santa Rosa, para el stud Los Criollos, conducido por Antón Vásquez, quien acababa de llegar a Lima y alistado por Segundo Saravia. Luego el castaño fue capaz de ganar el Ortiz de Zevallos y Derby Nacional
Otro destacadísimo de la década, se llamó Río Pallanga. El Postín y La Chateauroux, conocido como “el expreso”,  debutó ganando El Estreno y luego se impuso en una condicional y triunfó posteriormente en Los Haras, Francisco Bolognesi y José Olaya, antes de ganarle por 5 cuerpos a Patán en 1’48”4/5 los 1800 metros de la Polla de Potrillos. Luego se mantuvo invicto en el Ortiz y Derby Nacional. Perigord, el primer hijo de Pertinaz, quien en angustiante final, pudo superar Lightning en la Polla de 1957. Lumen, el hijo de Leading Light y Fancy Jane del San esteban, quien llegó invicto a La Polla, que la ganó en 1’49”1/5 a su compañero Fidibus con la monta de José Atala en lomos, con Vaporito tercero y Chacal en el cuarto lugar, en la última Polla de Potrillos corrida en San Felipe, la de 1960.

PERINOX DIO INICIO A LOS 60´S

Un nombre que se hizo famoso internacionalmente, como el de PERINOX, fue el primero que se escribió entre los vencedores de la Polla de Potrillos de la década de los 60’s.

Hijo de Pertinaz y hermano materno de Peruggia, el alazán del Quaker State estaba potencialmente entre las grandes figuras de la generación y respondió plenamente. Debutó ganando y su segunda carrera fue la Polla, que la ganó de punta a punta con Antonio Vásquez en su silla y la batuta de Ambrosio Malnatti. Al año siguiente ganaría el OSAF, en el hipódromo Chile. En la Polla lo escoltaron el recordado “tuerto” Ojo Mágico y el buen Mocito, un valiente hijo de Datour.

DARE, un importante alazán hijo de Resurrecta, tranqueador y muy capaz, ganó impecablemente la Polla de 1962 con Mario Mendoza en sus controles, dejando atrás por más de 3 cuerpos a su hermano paterno Didí, ambos eran hijos de Datour, y obteniendo ya en forma contundente el cetros de la generación, que le permitió ser triple coronado. Su madre fue Resurrecta, una Scracht (Pharis II), su preparador Esteban Gastaldo, lució los colores del stud Sin Ruido, nació y se crió en el haras Jesús del Valle. Otro hijo de Datour, Demetrius, llego tercero.

LICOR, un malgeniado pero muy valiente hijo de Leading Light y caroli, le ganó guapeando a Duque en 1963, sacando “la cara” por su compañero Pirichico (Pavelo), que llegó como gran favorito. Licor tomó la punta y al final controló a Duque que perdió en el codo final, con Pirichico tercero alejado y Terror, que ganaría luego el Ricardo Ortiz de Zevallos, en el cuarto lugar. Jorge Toutín fue el preparador del alazán y José Atala su jinete. Tanto Licor como Pirichico nacieron en el Rancho Lindo, y defendieron las sedas del stud Latino, de su criador, Ignacio Vivanco.

BIG BOY, hijo de dos grandes de los 50’s, como lo fueron Granadero y Parlona, ganó, respondiendo el favoritísimo en 1964, con Jaime Garrido en sus controles y los colores del Rosa Mercedes. Big Boy llegó de atrás y superó por cabeza a Jamaicano, que fue posteriormente gran actor de la generación, con Demócrito tercero y Dardanus, que luego sería campeón de la corta, en el cuarto lugar.
Eduardo Hernández preparó al egresado del Chillón, que después siguió siendo buen caballo, pero muy irregular.

DJALMA, en un final de medio cuerpo y mínima que apenas lo decidió en los últimos 50 metros, ganó justicieramente en 1965, superando a Aristeo, que luego fue campeón de la corta, y a Niko. Djalma, un Datour y Jackie del Quaker State que llegó como gran favorito, pero ya comenzó a mostrar una fragilidad física que no lo dejo ser el gran caballo que pudo ser y necesitó de una gran dirección de Jorge Guajardo para vencer. Víctor Fuentes fue el preparador del egresado del Jesús del Valle.

DAUBIGNY, otro célebre Datour hizo match con otro grande como lo fue Arrabal, y lo ganó claramente en el 66 con la magistral monta de Antonio “el pulpo” Aburto y los colores del Quaker State. Daubigny, hijo de una gran madre como lo fue Luminous, fue hasta ese momento el mejor, pero después se lesionó y dejó paso a la fortaleza y la gran calidad de un campeón internacional como fue Arrabal, posterior ganador del Ortiz de Zevallos y el Derby Nacional. Tercero a lo lejos llegó Terremoto, un buen hijo de Turmoil. El Jesús del Valle ponía a otro vencedor de la gran carrera.

TEMPTING, un lujoso y hermoso hijo de Turmoil y Welsh Beauty, que había criado La Riconada y del stud Olga María, derrotó al favorito Ponte Vecchio en 1967, con un inspirado Antonio Aburto y la preparación de Augusto Soto. Ponte Vecchio, un hijo de Stavro del Barlovento, tenía una campaña casi impecable pero llegaba con lo justo a la milla, y Tempting lo terminó rebalsando. Don Eduardo, un Demming, y Propulsor, un Good Fellow, llegaron más atrás y Tronco Móvil, un Tufthunter que luego sería gran actor con la distancia fue quinto. Y tanto Pipach como Aquascutum, a la larga importantísimos integrantes del año, no estuvieron en la partida.

TRASTEVERE, repitió la hazaña de Daré, cuando ganó La Polla, Ortiz de Zavallos y Derby Nacional en 1968. Y fue hasta la Cinta Azul, el mejor de una estupenda generación.  En la Polla con Sergio Vera, los colores del Barlovento y la preparación de Juan Suárez, le ganó por un cuerpo a otro grande como Levatián, que lo escoltaría en las siguientes coronas y que después sería crack. Tantalio, Cauchero y Cosmopolita, un valiente que después ganaría el Gran Premio Nacional, llegaron más atrás. Trastevere fue otro distinguido egresado del Jesús del Valle e hijo de Armagedón y Libertina.

LATOUR, fue la sorpresa y de las grandes en el 69, cuando supero por ¾ de cuerpo a Chaparral, con Feudal, Parchanty tricolor más atrás. Antonio Aburto, una vez más, fue decisivo en la victoria del hijo de Lohengrín y Svetlana, nacido en la Cabaña y del stud Roma, que alistó Hernán Calderón. Los que al final serían los más importantes, como Patriarca, Golden Flake y Tabasco, no corrieron bien aquella tarde. 

MACHOTE, INICIÓ LOS SETENTAS

Machote hizo honor a su nombre y pudo derrotar en estrechísimo final a Azángaro en la Polla de Potrillos del 70, con Bizarro tercero muy cerca y Pompeyo en el cuarto lugar.

MACHOTE, un Sunflake del haras y stud Albur, fue dirigido por Jaime Garrido y alistado por Alberto Químper. En el Ortiz e Zevallos, se invirtieron los papeles con Bizarro delante de Azángaro y Machote, también en estrechísimo final. Corrieron 17, y entre ellos, en el sétimo lugar, remató el que a la postre ganaría el Derby, que fue Palatino, aún fuera de distancia. 

BETÍN, hizo gala de su gran capacidad de millero y Arturo Morales aprovechó al máximo sus posibilidades y terminó adelantando al favorito Raphael, en medio de un final de ¾ de cuerpo a favor de Babu’s On y Modern Queen del stud Doral y que nació en el recordado haras Santana. Jarocho, un hijo de Sepoy, también muy corredor, llegó tercero. Raphael ganaría poco después el Derby Nacional y Betín fue un millero de excepción. Alistó al ganador Tito Pianezzi. 
TENAZ, ganó con lujo y con el apoyo de su enorme calidad, una primera corona que la redujo a una exhibición de medios corredores. El hijo de Duque y Queen Island del stud y haras La Planicie, dominó a sus rivales desde la partida y se mantuvo invicto con la monta de Ricardo Quispe y la preparación de Luis Palma. Lo escoltó Trombo, un Tufthunter del Tania y tercero llegó Linderhoff. Tenaz corrió la milla en 1’37”.

SANTORÍN, fue el ganador en 1973 después de un intenso final, al lado de Parnassus, Fuiggi y Vadim. Sólo al final se desprendió el capeón del stud Barlovento y pudo sacarle 2 ½ cuerpos a su rival, que era un muy buen caballo hijo de Parrot del stud Monty. Santorín llevó la monta de Juan Picón y fue presentado por Juan Suárez y dio inicio así, a su espectacular cuádruple corona, con el Carlos Pellegrini incluido, de paso, se afirmó en el liderato de la generación. Fue un hijo de Biomydrin y Mising Moon y se crió en el haras La Cabaña. Santorín corrió la milla en 1’36”2/5. El pupilo de Augusto Maggiolo no llegó invicto, porque había perdido al comienzo de su campaña, cuando recién se estaba consolidando.

PÁSALO, un hijo de Clover en Pasarela del Anónimo, ganó por una cabeza la Polla de 1974 sobre Primero de Mayo, con Dispierto, Bushe y Don Angelo en los siguientes lugares. Adolfo Gonzales y Abraham Rengifo fueron los profesionales del vencedor, que en el Ortiz de Zavallos, fue estrechamente derrotado por Don Angelo y que poco después, perdió ritmo en la distancia. Primero de Mayo sería el ganador del Derby.

PALAO, un espectacular rubio, hijo de Jimmy Cannon y Troika del stud Martín de Porras, le sacó 1 ½ cuerpos a Barbecho, con Asombro, El Florete y Sepolno más atrás. Palao, que era el hermano materno de la campeona Flor de Loto, fue un excelente millero, y confirmó hasta la Polla su premacía sobre una muy buena generación. Cuando perdió vigencia en las dos vueltas, aparecieron Barbecho, ganador del Ortiz de Zevallos, Asombro, vencedor del Derby, y Aereópago, ganador del Gran Premio Nacional. Guillermo Herrera y Luis Palma, fueron los profesionales vencedores y el haras San Martín, fue el laureado.

LE VODKATINE, el hijo de Le Voleur y Madhmountina del haras y stud Barlovento, ganó lejos, 5 ¾ de cuerpos, a Degas, un Donny Boy, la Polla del 76 con Guillermo Herrera y la batuta de Juan Suárez, y se adueño del liderato que después del Derby cedería por sus mañas. Cabeto que a lo igual que Torvo, en plena formación, llegó cuarto y el del Tania en el sexto, en tanto que el buen  Escipión, gran millero a los 4 años, se hizo del quinto puesto.

SIR ARTHUR, corrió brillantemente en el 77 con la monta de Guillermo Herrera y los colores del stud Jet Set, terminó controlando a Morado, un destacado millero hijo de Bizarro que cayó en los últimos tramos. Moustaki, un bueno pero delicado hijo de Artic Admiral llegó tercero y Límite que recién aparecía, lo hizo en el cuarto lugar, reclamando mayor distancia. Otros dos grandes de ese año como Aldo y Snow Cort, aún no encontraban su estado ideal y llegaron entre los de atrás. Sir Arthur fue hijo de Camelot y Exótica, alistado por Alberto del Solar y criado en los Pacaes.

PRISIONERO, un hijo de Pedagogue y Marmolina, del stud y haras San Felipe, que fue alistado por Erasmo Quiñonez y dirigido por Guillermo Herrera. Prisionero hasta ese momento era muy buen potrillo y fue el mejor hasta la milla, pero sus delicadas rodillas lo abandonaron y finalmente surgió Reichmark que lo escoltó, para luego ser el abanderado del año, al lado de las yeguas Tolerancia y Morada y Oro.

VADUZ, fue el último coronado y además lujoso de los 70’s, cuando ganó con la gran categoría que tenía en 1979 con Gonzalo Rojas en su silla y Juan Suárez como preparador. Vaduz dejó atrás a Piz Buin y Chiquirín, este último que fue su gran rival tanto en el Ortiz de Zevallos como en el Derby Nacional. Hijo de Sepoy en Vayesmere, criado en La Qallana y del stud Couet, Vaduz dio inicio a una brillante triple corona que le sirvió para que se convirtiera al año siguiente como un estupendo padrillo que dejó huella en nuestro turf.

IMPORTANTES GANADORES DE LOS 80

Los milleros en su distancia ideal, dominaron en gran parte las Pollas de los años 80, que comenzaron con un triunfo ajustado pero inobjetable de Sabino, un fornido castaño hijo de Cocodrilo y Tauromaquia, que con la monta de Luis Ranilla ratificó méritos previos y fue poco más que Stake Winner, un hijo del Führer, que fue muy corredor pero también muy delicado. Fervor, que a la postre fue el mejor de la genración, pero sin la velocidad de los milleros, fue tercero y Street Patrol, comenzaba a desmejorar después de un muy buen comienzo. Criado en el haras La Qallana, Sabino defendió los colores del stud Montevideo y su preparador fue Sabino Arias.

NORDIC NAVIGATOR, otro estupendo especialista de la distancia se adelanto a sus rivales en el 81 con la habilidad de Julio Pezua y pudo mantener pescuezo de ventaja sobre El Avatar, que posteriormente ganaría en los 2000 del Ortiz. Diamond Head fue un ligerísimo puntero que al final llegó en el tercer lugar, y Purser en una actuación que no fue la ideal llegó quinto. Nordic Navigator fue un hijo del El Fúhrer y Menta Verde del haras Los Pacaes que fue presentado por Luis Palma. El mejor del año que fue Clarísimo, todavía estaba en “pañales” y no fue de la partida.

TATTOO,  corrió brillantemente y fue un lujoso y estupendo vencedor en 1982 con Julio Pezúa y los colores del stud y haras Los Pacaes. Hijo de Ups e India, dos campeones, Tattoo le sacó casi 5 cuerpos a Tom, un buen Tenaz, con Medallón, Shoemaker. Fire and Ice y Piggot más atrás. Tattoo, tal como se esperaba, no se quedó en la milla y fue grande el los 2000 del Ortiz, y en los 2600 del Gran Premio Nacional y sólo perdió el Derby ante la enorme potencia de Piggot, que tuvo un planteo ideal. Lo presentó su propietario Felipe Rospigliosi.

BOLIDO, sin salud, pero un gigante como Arturo Morales en su silla apareció de atrás cuando parecía irremediablemente perdido y alcanzó muy cerca de la meta a Barco Pirata, un Frostys Luck del Capri, que después ganaría los 2000 metros del Ortiz de Zevallos y en el pasto. Fue una llegada muy estrecha, porque El Pechocho, Brunella, Audaz y Delta llegaron muy juntos muy ligeramente un poco más atrás. Bólido fue un Biógrafo y Carito que crió el San Pablo, que presentó Juan Suárez y del stud Martin de Porras.

SATÉLITE, ganó una Polla de 18 inscritos y la edición en 1984, más accidentada que se haya presentado en la historia de esta carrera. Rodaron seis en los 800 finale. Totus Tuus murió al igual que El Ilucán. Fue en el momento que Estreli  con Arturo Morales avanzaba por fuera y al dominar a Ambicioso le corta la línea, motivando que el pupilo del stud San Pablo tenga que ser sujetado, Totus Tuus que venía tercero se enreda, cayendo en forma espectacular. Y luego en forma sucesiva van rodando American Dream, Marfil, Pistachón , El Ilucán y Carusso. Satélite milagrosamente salva del accidente, con Rolando Vicente en sus lomos y la preparación de Carlos Cobilich, le sacó más de un cuerpo a Infiernillo, con Mataperro, Estreli y Ambicioso más atrás. El jinete Marcial Jurado (American Dream),y el entonces aprendiz  José Lepani (El Iliucán) resultaron fuertemente heridos.
Lo de Satélite fuera de las rodadas, fue impecable, pero después se lesionó y no pudo seguir igual. Y los grandes de aquel gran año, o estaban aún bajos como Lutz, que sólo llegó noveno, o no corrieron como Prince, Galeno y Artigal.

SYROS, un espectacular atropellador de la milla, que también llegó a los 2000, pasó de largo con Luis Ranilla y dejó segundo a Tumán, llegando más atrás Old Mario, Pintador y Todo Tuyo. Syros fue hijo de Mr. Duds y Divinidad, defendió los clores del stud Olimpia, lo alistó Erasmo Quiñonez, nació y se crió en La Qallana. Negrito, que a la postre sería el mejor, se perdió en una distancia que no dominaba y se perdió.

GRAN ILUCÁN, alcanzó a postergar por nariz a Mi Colorao en 1986, ratificando sus muy buenas condiciones, que fatalmente sus manos le impidieron que se siguiera mostrando. Mi Colorao perdió porque llegó tarde ya que la milla no era su distancia ideal y Bongolongo dejó cuarto a Encapuchado, que ya estaba bajando, y quinto Explorador que bajaba poco a poco. Fue una gran victoria de Guillermo Herrera, con el Post Graduate que crió el Río Santa, que defendió los colores del Cutervo y que presentó muy bien Raúl Arriagada. 

PRINCE VADUZ, fue estupendo en 1987, dejando muy atrás a sus rivales y mostrando la plenitud que siempre tuvo en el medio fondo, donde fue un campeón. Falló Guaracazo porque reventó y tabaco y José llegaron tercero y cuarto. Dos grandes de aquella generación como Misilero y King Claridge no corrieron esta milla. Prince Vaduz fue hijo de Vaduz y Belaya, que crió el haras La Qallana y defendió las sedas  del Alydar, lo alistó Juan Suárez y lo condujo Melanio Rojas.

DESTINADO, fue otro brillante campeón, ganador de la Polla en 1988, en medio de una espectacular demostración de medios corredores. El hijo de Vaduz y Peñarroya, también criado en La Qallana y defensor del Alydar, le sacó 6 ½ cuerpos a Screen Hawnk, en tanto que El Duce, aún fuera de distancia pero comenzando a ascender, fue muy buen tercero. Despues sería el gran campeón que le quitó la triple corona por pescuezo a Destinado en el Derby Nacional. Guillermo Herrera y Juan Suárez, fueron los profesionales vencedores.

THUNDERCATS, un Ancient Wisdom criado en el Cuatro Palos, y del stud Herbert, fue mucho más que Chimbote y Biz Pix, que aún no estaban tan cómodos en la milla, y falló Póker de Rosas, ya visiblemente lesionado. That Police, aún no había debutado. Lo llevó al triunfo Horacio Barbarán y lo preparó Carlos Gastañeta.

LOS AÑOS 90´S

1990 trajo prácticamente la reiteración del triunfo de un alazán hijo de Vaduz que repitió casi como calco lo de su hermano Destinado. Se llamó Valedero y ganó en forma espectacular luego que consiguió una gran pasada por dentro cuando ingresaron a la recta final y se alejó de sus rivales, señalando de paso un gran registro. A seis cuerpos lo escoltó Fahed delante de fulton Street y un valiente como Orizzonte. Valedero ratificaría aunque ya angustiado su supremacía en el Ortiz de Zevallos, hasta que llegó Mari July y se quedó con todo. A Valedero lo presentó Juan Suárez, fue otro criado en La Qallana, perteneció al Alydar y lo condujo magistralmente Melanio Rojas.

PAPI EÑE, un valiente y gran millero hijo de Mishaanshuu Amad, que el Bouclé adquirió en USA, le sacó casi cuatro cuerpos a Musicale, que aún estaba fuera de distancia, y mantuvo un liderato que era indiscutible, con la dirección de Edwin Talaverano y la preparación de Juan Suárez. Después aflojaría en la distancia y fue Musicale el que se quedó con el cetro. Magnate, José Cipriano y Alucinante completaron los bolos.

Papi Eñe con Edwin Talaverano, en el herraje de vencedores después de su gran victoria en La Polla de Potrillos (G.I) de 1991. Lo recibe su propietario Raúl Saba, el recordado preparador “Mimín Drago” y allegados al stud Bouclé. 

STASH, comenzó a labrar su excelente cuádruple corona en medio de una Polla que tuvo calidad y que muy bien resuelta por el hijo de Stack y Símper, que crió el Rancho Fátima y que perteneció al stud Azul Marino. Apareciendo por afuera de todos, Stash le sacó 3 cuerpos ½ a Cardinale, con Lord Jack, valiente pero ya delicado, tercero y North Kingdom en el cuarto bolo. Después Stah ganaría los 2000 del Ortiz, el Derby y el Gran Premio, también conducido por Adolfo Morales y alistado por el recordado Eduardo Pianezzi y se graduó de campeón.

BUGSY, con el corazón y una especial categoría, pudo salvar la Polla de Potrillos del 93, cuando prácticamente manco, dejó por ½ pescuezo a Cruzan Gold en medio de un vibrante final. Los hijos de Vaduz, Verdinho, Visto Bueno y Lucas Carton completaron algo más atrás los bolos. Fue una carrera con muchos contratiempos, pero Bugsy lo superó todo y ganó como crack. Fatalmente no pudo volver a correr. Ese fue el año de Tía Gigi y después del campeón Laredo y de Kiyo Ami. Bugsy fue un hijo de Big Spruce, nacido en El Embrujo, del stud Myrna, con Jorge Salas de preparador y un gran Edwin Talaverano como jinete.   

AVIGNON, fue la estrella de la Polla de Potrillos de 1994, cuando logró un impactante punta a punta llevado por Manuel Aguilar. Avignon llegó invicto al clásico y le sacó casi cuatro cuerpos a Auto Sur, con Janfranco, Danko y Brazzi completando los bolos. Posteriormente enfermaría y no pudo reeditar lo que prometió aquella tarde. Avignon fue un hijo de Privato, del haras Monterrico y del stud Polo Norte. Lo presentó Alfonso Arias. Después con la distancia apareció Janfranco que se quedó con el Ortiz y el Derby. 

IRON AND GOLD, un destacadísimo hijo de Iron y también del Polo Norte, ganó de punta a punta y exhibiendo su calidad en 1995, seguido por los hijos de Destinado, Designado, de gran actuación, y Destino, en tanto que Pato Loco fue quinto y Quickflit sexto, y Kevin terminó, aún en formación, entre los últimos. Miguel Arteta y Christian Arredondo fueron los profesionales ganadores con el que fue un gran dominador del medio fondo. Después aparecían con la distancia Quickflit y Pato Loco, y cuando se llegaron a cuajar, dos grandes caballos, además internacionales como Fregy´s y Kevin.

CHINAZO, siguió invicto y ganó en gran forma la Polla de 1996, cuando dejó atrás a New Hunter y El Bolo que en muy buena actuación llegó tercero. Hijo de Guaracazo y Lady China, del haras y stud La Paloma, Chinazo se estaba convirtiendo en sensación y lo dominaba todo. Después ganó el Ortiz de Zevallos pero perdió el Derby y después le comenzaron a aflorar los problemas físicos que lo mermaron, pero que no le quitaron la imagen de crack. Christian Arredondo y Leoncio Chuan fueron los profesionales vencedores con el engreído de la Paloma. 

DALÍ, otro Vaduz especialista y corredor, fue el que se alejó de sus rivales en la Polla de 1997 con los colores del Black Label y la dirección de Alfredo Clemente. El hermano entero de Dakota le sacó 2 ½ cuerpos a Vistazo, con Pan de Azúcar, Goldfield y Chiricahua más atrás. Fallaba em favorito Navajo y dalí era otro egresado de La Qallana que se llevaba los honores y que seguía premiando al que fuera su padrillo estelar Vaduz. La llegada de la distancia cambió, como en el 95, todas las figuras y fueron apareciendo Bohemio  en el Ortiz y Capitán Garfio en la Cinta Azul, y en el pasto la de Kessef, Natalie Too y San Diego, fatalmente la mayoría de estos muy delicados y fue otra Polla para Juan Suárez.

GROZNY, el espectacular tordillo hijo de Privato y Lady Tere que crió el haras Monterrico y que preparó Fernando Chang para los colores del Temsa, llegó en calidad de invicto y gran favorito a la Polla de 1998. Ese día montado por David Cora,  tuvo la velocidad necesaria para derrotar al valiente Trovador, un hijo de The Misnter, que también fue su gran escolta en la segunda corona,   por más de tres largos.  Tercero remataba Pentecostés y Cuarto Banakan. De esta manera Grozny daba inicio a una triple corona de lujo, incluidos el Ortiz y un memorable Derby Nacional, que lo convirtió en un verdadero campeón de las pistas. El nieto de Niobrara marcaba 1’38”3 para la milla.

ST. CLOUD, fue una gran sorpresa en la edición de 1999. Corrió muy bien la milla y tuvo en su silla a un jinete de polendas, como lo fue aquel día Horacio Barbaran. St. Cloud tuvo mayor velocidad que Fabre, un gran millero de la generación,  a quien derrotó por 1 cuerpo 1/2. Tercero Clapton, un hijo de Fly so Free que pedía más distancia. Cuarto Rehén delante de Tibet. St. Cloud repetiría su triunfo en los 2000 de Ortiz, para luego convertirse en un destacado caballo en el medio fondo. El hijo de Stallion y Sky Cloud, defendió los colores del stud y haras Rancho Fátima, donde nació y le daba su sétima Polla a Juan Suárez.

LOS AÑOS 2000

Y el inicio del año 2000, trajo a un excelente corredor como lo fue Perseo. El hijo de Swiss Native y Fuilla que crió El Embrujo, ganó con una pasmosa facilidad, a pesar que otorgó ventajas cuando en derecho se fue abriendo, pero lo que vino después fue una gran demostración, liquidando las pretensiones de sus rivales, derrotando por más de cuatro largos a Bonavena, el hijo de Faaz que fue el único capaz de acercársele. Tercero alejado a El Faite, Candamo y quinto Sharaf, un Privato y Fast Queen, y corredor castaño que sería el ganador del Ortiz y de los 2400 metros de la Cinta Azul. Perseo no pudo estar presente en las dos siguientes coronas, que gano Sharaf, como lo describimos líneas arriba, pero fue un estupendo ganador de los 2600 metros del Gran Premio Nacional. El defensor de las tradicionales sedas del Orrantia, llevó la monta de Adolfo Morales y la preparación de Sabino Arias.

MAETO, un hijo de Spend One Dollar y Niña Ashley del TR que preparó Jorge Salas, apareció como una tromba en los metros finales de la edición de la Polla, 2001-1 (Nacidos en el primer semestre), derrotando por más de dos largos a Tarambana y con Louvre tercero, acompañados de Chepeconde y Gag. Shawshank un hijo de Prospector’s Cup remataba en el sétimo lugar pidiendo más distancia y posteriormente sería el inobjetable ganador del Ortiz de Zevallos y del Derby Nacional, donde derrotó a Maeto. Llevó la monta de Víctor Arredondo, y Maeto, gran dominador de ambas pistas, sería luego, el ganador del Gran Premio Nacional.

PÉNDULO, fue una sorpresa en la Polla de Potrillos – Hipódromo de San Felipe, del 2001 – 2, (Nacidos en el segundo semestre).  Y es que el dirigido por Christian Aragón, tuvo mejor ramate, pues apareció como una exhalación en los metros finales y pudo derrotar a Fuji, que adelantaba al favorito de la prueba Promoción, que fue el puntero de la competencia. Completarían el marcador Duque De Anjou y Bonaerense. En el sexto lugar Big Luck, quien sería el brillante ganador del Cotejo de Potrillos y Derby Nacional. El pupilo del stud Harem, llevó la preparación de Juan Arriagada. 

PEGASO, fue numerosa la edición del 2002, con 18 inscritos. Pegaso llegaba como una de las estrellas a la carrera, y lo demostró con creces, en una impresionante exhibición de gran millero. El hijo de Play The Gold y de la corredora Mainz, quien cayera vencido en los saltos finales en la Polla de Potrancas del 94, con los mismos colores del Naplo, se llevó la carrera de punta a punta, apabullando a sus rivales por más de 10 cuerpos sobre Merlin. Tercero Patton, con Silver Wind en el cuarto lugar. Don Pío, completaba el marcador. Sétimo El Provinciano quien sería luego el absoluto líder de la generación. Pegaso marcó 1’37”4/5 para los 1600 metros, llevó la monta de Bejamín C. Padilla y la preparación de Juan Suárez.

EL ESCORIAL, llegó como claro favorito a la competencia, cosa que ratificó en la Polla del 2003. Defendió los colores del Stud Grical, bajo la monta de Edwin Talaverano, venció de atropellada a Salserito que fue el gran puntero de la carrera y hasta en momentos parecía que se traía la carrera, con Comando Intimo , posterior ganador internacional, aún en pañales en el tercer lugar y Herco cuarto. El hijo de Easy Miner y la corredora French Romance que crió La Paloma, se convertiría luego en un corredor ejemplar, que incluso, tuvo el cetro de las pistas durante el 2005. Lo preparó Juan Suárez. 

EL MAHARAJÁ, fue uno de los grandes cotizados de la prueba y terminó respondiendo en el año 2004. El crédito del Stud Unicornio fue simplemente un vendaval cuando en los últimos tramos de la competencia arremetió con muchísimo ímpetu por fuera. El hijo de Spend One Dolar y Una Flor, que fue entrenado por Félix Banda fue el primer coronado de aquella generación que tuvo altibajos en un proceso selectivo algo anómalo.

KOKO LOCO, llegó como el súper favorito a la primera corona. Fletcher, Spectacular Form y compañía iban a esperar el error del crédito del Black Label. Ya en la prueba, el vástago de Six Zero sacó la garra y en una recta final inolvidable terminó batiendo a un Fletcher que caía con todos los honores y que a la postre se convertiría en el mejor ejemplar de la generación del 2005. Benjamín Cacha Padilla fue el conductor del preparado por Juan Suárez.

MULLER, fue otro caballo que llegaba como la carta a conseguir la victoria. Sus éxitos previos en competencias jerárquicas le daban ese privilegio. El argentino, hijo de El Compinche y Martina Girl había apabullado rivales, siempre bajo la conducción de Víctor Fernández. Sin embargo, ahora se le sumaría un grupo de destacados ejemplares como Polizonte, Amaranto o Neutrón, estos dos, los segundos cotizados y pertenecientes al Soribel. Ya en la competencia, el crédito de Claudio Pizarro no hizo más que ratificar su amplia superioridad.

CÓDIGO DE HONOR impresionó desde su debut. Iba a ser un match, en realidad. Tomcito era el rival del frente. Los demás no existían. Así se llevó a cabo la edición 2007 de la "Polla de Potrillos" (G1). El pupilo del Harem, que había debutado ganando por varios cuerpos y con Padilla en lomos, vería irse a su jockey con el enemigo pues Tomcito también había conseguido sus victorias con "Benja". En la carrera, el tren le favoreció de llenó al vástago de Honour And Glory que, con su paso demoledor, supo escapar a tiempo y supera a un Tomcito que se comía la cancha. Golden Rock, Lord Mateo, Lulito y los demás llegaron atrás.

GALACTOS fue otro estupendo ganador de la primera corona, esto en el 2008. En unos finales bárbaros de Carlos Trujillo, el crédito del Soribel, derrotó en los finales a Pechito que fue con la monta de Berríos. Tercero quedó Interocéanico y completó marcador Hit By Pitch con Edwin Talaverano. Gran Rebelde con Bejarano, Secreto de Estado con Falero y los demás, llegaron muy cerca en una primera corona que tuvo un final de infarto. Tremenda carrera.

CRISTIANO demostró poseer una impresionante aceleración en la Polla de Potrillos del 2009. El hijo de Islam y Brava le abría vitrina a su madre en medio de una generación posterior que le otorgaría varios éxitos de grado máximo. Superando a su compañero Precursor, el que hasta el momento, era el líder de la generación. Koko Mambo, Akram y los demás tendrían que rendirse a los pies del crédito del Manning que fue con la genial conducción de Iván Quispe Pascual.

MURJAN en el 2010 consiguió el pase para correr la Breeders Cup Juvenile en los Estados Unidos al imponerse notablemente en una Polla de Potrillos que tuvo estrellas importantes. El pupilo del Ehden superó, pegado a los palos y con Carlos Javier Herrera a Fahed Jr. Infiernillo y Toruk en una corona que nos regaló a un estupendo purasangre que, posteriormente, fue llevado a USA en donde completó campaña.

MR. DANNY y Carlos Trujillo triunfaron en la edición 2011 de la Polla de Potrillos. Una generación que tenía como líder a un Invictus que tendría que lidiar contra el "ejercito" del Doña Licha que colocaba cerca de cinco caballos en la primera corona. Y así fue, el éxito, finalmente, le correspondió al preparado por Arturo Morales que le aguantó la bajada al pupilo del Unicornio. Segundo fue Fly Lexis Fly que, posteriormente llegaría a llevarse el Derby Nacional. Tercero quedó Invictus.

WHITE SPIRIT logró una hazaña hípica al vencer a Kung Fu Mambo en la Polla del 2012. El tordillo había debutado partiendo mal en 1000 metros, marcando 56 para el kilómetro y ganando por casi 8 cuerpos. Era hermano de Invictus y de alguna manera habría revancha de por medio. El hecho de correr un mes antes la polla iba a ser aliciente para verlo en acción y lo brindado fue maravilloso. El final esplendido por parte de ambos caballos, pero mejor brindado por el del Unicornio que sacó la garra al final y terminó doblegando al del Doña Licha.

MR. RODRIGO ponía el marcador 2 Doña Licha, 2 Unicornio, en la Polla de Potrillos. Mónaco fue el caído en aquella oportunidad y Mr. Rodrigo el vencedor de la primera corona. Falero se subió a los controles del pupilo del Licha que nuevamente y con varios compañeros de respaldo, le dieron el éxito a la cabelleriza de Oscar Peña. Todo ocurrió en medio de una generación que también tuvo muchos altibajos. El vencedor fue favorito de las apuestas y del público que se volcó la tarde de septiembre del 2013 al Coloso.

ALEX ROSSI brindó espectáculo por partida doble. En la prueba venció a Liberal, Donjuan, Spumone y compañía ratificando ser el mejor ejemplar de la generación. El hijo de Freud venía de ganar el "San Felipe" de forma clara y aquí, con Juan Eugenio, demostró que estaba para grandes cosas. Luego de la carrera, el caballo sufrió una descompensación física, producto del esfuerzo realizado, cosa que alborotó al público hípico. Luego, Alex Rossi ganaría en récord su clasificatoria al Latino, prueba en donde llegaría quinto de Liberal en Argentina.

EL ARMENIO atropelló con fuerza y simplemente fue imparable. El pupilo de El Castillo ejecutó una bajada fulminante que dejó parado a Street Lolo, la víctima de turno. Carlos Trujillo sumaría otra victoria en la primera corona, tal como había ocurrido años antes. El chileno, hijo de Soldier Of Fortune se adjudicaba esta competencia de Grado Máximo y se colocaría como el mejor purasangre de la generación del 2015.

BARBÓN  en el 2016 apareció como un potrillo ligero y capaz, con una brillante conducción de Carlos Trujillo y no tuvo problemas para derrotar contundentemente a Ukrano,el Van Nistelrooy del Soribel que cada día crecía más y dejaba claro que en las dos curvas iba a ser un caballo duro de derrotar. Pero Barbón no se quedó atrás. El hijo de Badge Of Silver siguió su camino al cetro de las pistas a tal punto que obtuvo un digno tercer lugar en el Latinoamericano de Jockey Clubes corrido en Maroñas, tras un grande como Roman Rosso y el brasilero Leao De Prata. Barbón llevó la preparación de Jorge Salas, y los colores de una ecuerie histórica: los del Myrna.

HAPPY VALLEY aparecía como gran candidato y no defraudó. Se trató de un caballo con grandes dotes de millero. El Tomcito y Lady Macki, obtuvo una gran como merecida victoria en el 2017, tras tomar una excelente partida, adueñarse de la punta, mantuvo un paso sólido y sostenido para derrotar al gran favorito Capital Van, dejando tercero a Golden Leaf que empezaba a ser gran protagonista de la generación. Completaba el marcador Constante. Jorge Reyes estuvo gigante en la silla del defensor de las sedas del Porongoche. Juan Suárez, su preparador, escribió su nombre una vez más en la historia de esta gran carrera.

ANCELOTTI un lindo como espigado alazán hijo de Street Hero y Pulinchi, no hizo sino que ratificar lo echo previamente a la Polla y adjudicarse sin oposición alguna la edición 2018. El nieto de Flanders Fields vino corriendo de menos a más y a 250 de la meta fue el absoluto dominador dejando atrás a Fasano, Soda Stereo y compañía en 1'39"51 para la milla. Ancelotti nació en el lujoso haras San Pablo que lograba una nueva Polla de Potrillos después de 35 años y también la primera Polla de P para los colores ecuatorianos del Voghera. Fue presentado por Alfonso Arias y llevó la estupenda conducción de Edwin Talaverano.