UN CRACK LLAMADO LIBERAL.


El hijo de Meal Penalty y Democracia, tuvo un exitoso reprise después de un año de ausencia, al derrotar en emocionante final por media cabeza a Espiritualmente en los 1900 metros del clásico Grozny. Tercero El Armenio delante de Lolo Forever.

Es un momento propicio para escribir. Porque simplemente se juntaron dos gigantes, como lo fueron Liberal y Edwin Talaverano. Y es que este triunfo, no fue nada fácil para el pupilo del The Fathers. Recordemos su reparación en agosto del año pasado, cuando salió a correr los 2300 metros del Clásico Comercio, carrera muy dura, en la cual Liberal realizó un performance poco usual en él, saliendo a correr con mucha fuerza, lo que trajo como consecuencia que llegara totalmente agotado, obteniendo un magro quinto lugar y lejos de ese gran corredor llamado Elbchausse.

Llegó la decisión del alto comando del stud The Fathers, con Carlos Allen a la cabeza, de curarlo en uno de sus nudos, problema que le venía aquejando al castaño desde hace mucho tiempo atrás. De allí un largo proceso de recuperación, en las que hizo dudar a más de uno, en que volvería a ser ese caballo crack que desbordaba en los últimos metros con facilidad y que tantas satisfacciones no hizo despertar. 

Pues bien, luego llego el proceso de recuperación, “lento  pero seguro”, y el repentino cambio de preparación a los pocos días de su reaparición. Liberal pasaba a manos del preparador chiclayano Agustín Vásquez, el cual lo vio pacientemente y dijo “OK”, cuando el último Lunes, el castaño realizaba un gran ejercicio. Liberal haría su reprise, en medio de la que iba a ser una durísima competencia, en la cual salía a enfrentar a animales de la talla de caballos más jóvenes que él y triunfales protagonistas en las coronas de su generación, como lo eran Espiritualmente y El Armenio, en conjunto con los no menos peligrosos Arezzo, Lolo Forever, Abueyo y Cariñosito, en medio de los 1900 metros del clásico “Grozny”.

UN TREN MUY LENTO

Espiritualmente salió decididamente a hacer la punta, pero Abueyo le fue tomando fuerza a su jinete y a 100 de la partida quedó al frente, cuando también el jinete de Liberal los dejó pasar. 

¿Qué había pasado entre ellos?. Liberal iba impecablemente colocado tercero, pudiendo ser controlado por Talaverano y El Armenio seguía a continuación, delante de Lolo Forever que era el que encabezaba lo que podemos denominar como el segundo grupo.

A la natural velocidad de Abueyo y Espiritualmente que venían de correr distancias intermedias, se sumó la presión de Liberal y El Armenio, que seguían cómodos, a tal punto que en la recta de subida los parciales se fueron haciendo muy lentos, los primeros 800 en 0’51”68 y los primeros 1200 bordearon 1’18”69, mientras que Cariñosito mejoraba y se colocaba en una expectante quinta colocación a medio cuerpo de Lolo Forever por los palos y último Arezzo que parecía no emplearse. 

La carrera no tuvo mayores variaciones, hasta los últimos 600, cuando Carlos Trujillo, jockey de Espiritualmente, se da cuenta que Abueyo no sería más rival, y emprende el ataque, pero en ese mismo momento, Talaverano “tenía caballo” y pone a Liberal casi a la par del hijo de Yazamaan. Ya en el derecho el ataque de Espiritualmente surge efecto y domina a un agotado Abueyo, mientras Talaverano, utilizando “casi” el mismo argumento que le fue efectivo en el Latinoamericano de Palermo, coloca a Liberal por la quinta línea, mientras cuarto ya castigado por los palos aparecía con mucha insinuación El Armenio, momentos en que los demás dejaban de ser rivales para pelear la competencia. 

DE NUEVO EN LA GLORIA

A 300, Espiritualmente, “crecido” se enfilaba en pos de la meta, pero llegó el cambio de huasca de “Maravilla” y Liberal cambió de manos, comenzando a realizar ese “rush” final que tantas satisfacciones le depararon, con El Armenio metido en medio de los dos. Y a 50, Liberal volvía a ser el memorable castaño de sus grandes tardes, protagonizando un dramático y emocionante final con un Espiritualmente que no quería perder, pero que las ganas y por sobre todo la clase del pupilo de Agustín Vásquez pudieron prevalecer, sacándole media cabeza de ventaja al cruzar la raya. Tercero El Armenio, que es valiente y que por momentos parecía que podía hacer algo más. Cuarto Lolo Forever que adelantaba con lo justo a Arezzo, mientras al fondo del grupo remataba Cariñosito. Un final que por momentos, pareció un calco del Latinoamericano del 2015, donde el hijo de Meal Penalty en final de infarto, prevaleció sobre el argentino Don´t Worry. 

CONSIDERACIONES
  • Creemos que el tiempo nos “tapó la boca”. Carlos Allen, tomó la mejor decisión para Liberal, porque lo esperó sin apuros y los frutos de ello, se vieron reflejadas en el resultado.
  • No fue un triunfo producto de la casualidad, porque este clásico Grozny, tuvo calidad en los inscritos, y porque el Meal Panalty, corrió, no le regaló nada a nadie y al momento que fue requerido, estuvo presente para decir “yo no he acabado en la pistas” ,en medio de un emotivo final, que hizo que nos quedáramos sin voz, capaz, porque desde hace mucho tiempo queríamos gritarlo.
  • Edwin Talaverano estuvo “monumental” y demostró que el apelativo de “maravilla”, no lo lleva por gusto, porque llevó una gran responsabilidad encima, al conducir a un crack después de un año. Pero él, como gran jinete que es, no sintió la presión de la carrera, sino, dosificó a su conducido y mandó cuando lo debía hacer, con esa remada de los maestros y protagonizó una llegada de infarto que últimamente nos tiene acostumbrado.
Las felicitaciones a Carlos Allen y a todo el equipo del stud The Fathers, con Agustín Vásquez en la preparación, quien está realizando una gran temporada y también mencionar a Camilo Traverso, quien estuvo al mando del campeón hasta hace poco. Si señores, Liberal está de vuelta y todos hípicos deberíamos de estar contento por ello, pues se ha recuperado a un crack.Veremos que le depara el destino a este gran campeón.