SECRET GARDEN GANÓ CON SORPRESA LA POLLA DE POTRANCAS G1



Segunda Ikaya que cayó con todos los honores. Tercera encima Ola Grande que adelantó a Seattle Bijou. Miguel Vilcarima estuvo destellante en su silla.

Fue una Polla de Potrancas durísima, que tuvo como vencedora espectacular como Secret Garden y a una valiente como lo fue Ikaya y que tuvo así mismo a muy buenas participantes como Ola Grande y la argentina Sealttle Bijou ubicadas finalmente en el segundo, tercer y cuarto lugar, respectivamente.

Desde el comienzo la figura con respecto a las favoritas fue muy especial. A Ikaya todos la ubicábamos en la punta o segunda, toda vez que el lote tuvo a una sorpresiva Cydonia iba a jugarse todo por el todo en la punta del lote, con Flor de Luna segunda pero con predisposición a jugársela en la punta, cosa que consiguió, y ni tampoco a Ikaya que marchaba tercera sumamente apurada y hasta ese momento, sin poder acercarse a la punta del lote.

En esos momentos 250 ó 300 metros no había sorpresas con Secret Garden, porque iba entre las de atrás, desapercibida por muchos, pero conforme transcurrían los metros la figura se fue poniendo más difícil para la hija de Flanders Fields.


La razón era simple. No tenía la velocidad para seguir a las velocísimas punteras que hacían 24”10 ó 48”51 cuando llegaron a los últimos 800 metros.

¿Qué había sucedido hasta esos momentos con las punteras?, la cosa había variado, o sea con Flor de Luna haciendo la punta y con una Ikaya que no podía renunciar de ninguna manera a su modalidad de correr y que “quería” entrar en carrera. Hay que señalar que a 650 metros para la meta, la hija de Bradock, se ponía a pico, a cola del puntero. 

Más bien en los últimos 600, la que corría muy bien era Severa, y con “toda” la cara de dominadora apenas ingresaron a la recta final. Pero a esas alturas Secret Garden simplemente no avanzaba y Vilcarima para no perder terreno en el codo, la llevó por cuarta línea y por allí ganaba algún terreno pero aún a distancia de las punteras.

Fue por esas circunstancias cuando ingresaron a la recta final, Ikaya se fue “de frente” a las posiciones de Flor de Luna y la dominó, en tanto que Severa no traía la fuerza para culminar y un poco más atrás aparecían Ola Grande y un tanto más atrás Selvática, con Soy Realidad en el sexto lugar, ya castigada por el chileno Héctor Berrios que cambiaba de mano la huasca, esperando que la hija de Iván Denisovich pudiera hacer efectiva una atropellada. ¿ Y Secret Garden?. Aún metida atrás porque se iba agrupando y la hija de Flanders Fields se quedaba en las patas de las que antecedían.

A 300, Flor de Luna iba en la punta pero ya comenzando aflojar y fue Ikaya quien dominaba a 250, seguida por Ola Grande, la que llegaban a los primeros lugares, pero poco después Great Secret ya tuvo lugar y cuando “armó” su tranco apareció como una tromba por cuarta línea y en los últimos 50, terminó pasando de largo ante estupendo finales de Miguel Vilcarima Sánchez.

CONSIDERACIONES

Ganar como lo hizo sorpresivamente Secret Garden, en circunstancias complicadas de planteo, en señal de que se trata de una potranca de indudable categoría.

Podremos pensar, que en un trayecto complicado, tuvo la facilidad de encontrar en los últimos 250 metros a un grupo de rivales muy agotadas, algo que es totalmente cierto, pero en el análisis de las pros y las contras, nos parece lo de Secret Garden muy bueno.

Si hay una distancia totalmente contraría e inaparente para los animales galopadores como Secret Garden, es la milla. En la milla no sólo hemos visto correr mal, sino fracasar a caballos que cuando llegaron las dos vueltas, fueron hasta campeones. Porque si las punteras se cansaron, imaginemos como venía Secret Garden, llena de arena y apurada prácticamente toda la carrera. Por ello su mérito en  conjunto con un jinete que viene mostrando grandes cualidades como Miguel Vilcarima y la ratificación que la hija de Flanders Fields, que nació en el San Pablo y que entrena de manera sobresaliente Agustín Vasquez, que puede a llegar a consolidarse como una yegua de primera cuando las circunstancias le lleguen al ideal.

Ikaya fue una valiente y cayó con todos los honores, habiéndose golpeado en el partidor, nunca quiso perder y a manera de que se le adapte su vareo, puede llegar tranquilamente al Enrique Ayulo Pardo, por que las circunstancias y el planteo de la carrera, le dan “méritos” para aún creer en la hija de un campeón como lo fue Bradock. 

Lo de Ola Grande fue buenísimo y puede avanzar firme, porque su manera de rematar, fue la de esos caballos en que las dos curvas le vas a caer a perillas, ante digámoslo claramente, una excelente conducción de Edwin Talaverano. Y “ojo” con Seattle Bijou, que es una de las potrancas que pide “más” distancia.

Cuando un caballo corre tan mal como lo hizo Selvática, su actuación no puede tomarse en cuenta. Secret garden, es una defensora del Stud La Herradura que consiguió su segunda victoria en sólo 4 prestaciones públicas, marcando 1’42”43 para los 1600 metros en la arena.