HISTORIA DE LA POLLA DE POTRANCAS

Nos parece hípicamente saludable, recordar alas grandes ganadoras de la Polla de Potrancas. Comenzaremos en los años 50’s y esos diez últimos años del Hipódromo de San Felipe, hubo dos reinas indiscutibles, Polly y Pamplona, las cuales ganaron con lujo de campeonas, ambas por muchos cuerpos y en tiempazos (1’48” y fracción para los 1800 metros, por la proximidad del codo, desde 1955 se corrieron las Pollas sobre esa distancia).

De esos años, fueron también inolvidables dos ediciones. La del 56 cuando la pequeñita Greñita se le opuso a Premura por ventaja mínima y tras un duelo de todo el derecho, y la del año siguiente, cuando Isseta con Guillermo Silva se le escapó a Antón con Propina y le mantuvo un pescuezo de ventaja.

Hubo postines que fueron las mejores de sus generaciones, pero no pudieron ganar. Pamela, Penélope, Parlona, esta superada por Succursu, las citadas Premura y Propina, y también Peruggia, que llegó aún falta a la edición del 58, aunque ese año una hermana suya fue la vencedora, que se llamó Pierina, acaso muy inferior a varias que no pudieron ganar.

Pero tras la última edición de la Polla en San Felipe, cuando Experiencia, la única ganadora que pudo conducir el recordado Alfonso Carbonell, se le opuso a Pérfida, y de allí comenzó otra historia distinta, ya que se mostraba la generación del 61, la primera que afrontaba las coronas en el nuevo Hipódromo de Monterrico en los primeros días de agosto de 1961.

Estaban las hijas Datour del Jesús del Valle y también asomaba las Tufhunter del San Martín, y fue precisamente una hija de Tufhunter la que escribió su nombre en la primera corona. Verona cuya madre era Sheila, una Shere Alí, y que alistaba Erasmo Quiñones para el stud Bérgamo, no llegó como favorita, las máximas candidatas eran Dádiva, justamente una Datour, y Éxtasis, una Expeditious que venía de un gran triunfo. Pero Verona no era tampoco una candidata de piedra, y en el momento pudo sacarle una cabeza de ventaja a Dádiva y regresó entre aplausos con la monta de Carlos Farmer.

LOS AÑOS SESENTA
LADY SILVER, fue la vencedora de la Polla de 1962. Se trató de una lujosa hija de Shere Alí e Indian Lady, una inglesa de gran origen, que adquirió el stud Zanocar del haras Lurigancho y que precisamente quebró la hegemonía de las hijas Fórum del stud Lavega, muy bien conducida por José Valdivia, quien sacó máximo provecho de los errores de los jinetes de Fumancina y Financiera. Después de Lady Silver, que era alistada por Erasmo Quiñonez, se afianzaría en los 2000 del Cotejo de Potrancas.

ZINITA, fue la que ganó en 1963 con Antón Vázquez en su silla y la preparación de Segunda Saravia. Era otra Tufhunter, con una madre muy buena como Trimona, una Denturius, que llegó invicta a la carrera, ya que había ganado las tres que había corrido, y que era la segunda detrás de Franjolina, una Good Fellow que lo había ganado todo hasta esos momentos. Zinita corrió muy bien y fue además guapa y terminó quebrando a la Good Fellow, con Plenty, una Penny Post del Orrantia tercera.

DALITALIA, marcó una especial y numerosísima Polla, corrieron nada menos que 18 potrancas, cuando le ganó por una cabeza a Shillalah (Sherbet y Patricia) con la monta de Pablo Arana, los colores del stud Sara y la preparación de Oswaldo Salaverry, con la favorita La Lima, una hija de Leading Light del Orrantia que luego sería la mejor, en el tercer lugar.

Shillalah había ganado el “Barreda” por pequeño margen a Dalitalia y ambas volvieron a luchar por todo el derecho, pero fue Dalitalia la vencedora. Era una Dándome y Lady Geraldine, nada menos que una Bois Roussel, que crió el Jesús del Valle.

POSTAL, con Arturo Morales que ya surgía como gran jinete, paso de largo en 1965 y dejó atrás a la favorita a Bloddy Mary, que ya comenzaba a tener problemas con la distancia, era una ligera neta la hermana de Dardanus, y la ganó por más de un cuerpo, con Matilda, Pensativa y Turmerio completando los bolos. Se repitieron las 18 potrancas del 64 en la partida y las que a la postre fueron las mejores, corrieron suerte distinta. Nassau, sumamente enredada toda la carrera, llegó sexta y Tunja no estuvo en la partida. Postal fue una alazana hija de Penny Post y Riley´s Daughter criada en el Rancho Lindo, y defensora del stud Latino, las de su criador.

LORIGA, llegó como la mejor y regresó como la mejor en 1966.Era una distinguida hija de Oak Ridge y Love III que había criado el haras Santa Clara y que alistaba Alejo Lancién para el stud Pacífico y que corrió magníficamente Antonio Aburto. Esta loriga, fue la vencedora en el Cotejo y la gran rival de Arrabal en el Derby Nacional. 
Gori Gori, la hermana entera de Frijolina, Good Fellow y Pachuca, había tenido casi una impecable campaña, y por ello fue ligera favorita, pero la mayor categoría de Lóriga se terminó imponiendo. 

INDIA, Como Lóriga, fue otra campeona que lució sus galas en la primera corona de 1967. Hija de Datour y nada menos que de Fair Light, que crió el Chillón y del stud San Leonardo, llego invicta a la Polla y dueña de su enorme favoritismo. Al final no defraudó y gano lejos con Oscar Gómez en su silla y alistaba Sabino Arias, quien comenzaba a ser un preparador importante. India ganaría luego, y también muy fácil, los 2000 del Cotejo.

PACOCOCHA, Una Paradise y Golden Down del stud Steele, que crió el San Martín, que alistó Pablo Graña y que condujo José Valdivieso, produjo probablemente la mejor actuación de su campaña, y le ganó a Estrellita, con Tonadillera tercera y Prestigiada que fue la favorita y que después ganaría los 2000 del Cotejo, cuarta.

PONTEVEDRA, una Ponciano y Fair Dame, que crió La Rinconada y del stud Rosa Mercedes, le ganó a Trostkia y a Preciada en 1969, defendiendo el favoritismo con la monta de Jaime Garrido. Pontevedra era la que seguía a la mejor, La Belle Epoque, que se quedó sin correr, y ganó sin problemas. 

LOS AÑOS SETENTA

Cuando se iniciaron los años setentas, que fueron plenos de realizaciones para el turf peruano, la Polla de Potrancas trajo la victoria de una sorpresa. Se trató de Miss Gabriela, una hija de Níquel y Liana, que con la monta de José Valdivia, hizo lo que su madre no logró conseguir siendo favorita en 1958.

En efecto, Liana, una Leading Light y Ardana, se puso a pelear, siendo gran favorita, con Perugia, una Postín del Pasamayo y al final no pudo controlar a Pierina que se quedó con la victoria. Después Perugia sería la crack, y Liana una yegua muy capaz, con el gran origen que tenía, pudo producir entre otras, a esta Miss Gabriela, que era menos en los cálculos previos a Camuncha, una hija de Cacique que llegó con una lujosa campaña, y también que Tenerezza, una Tufthunter del Barlovento, y que Maidenform, que llegaba medio apurada y recién con la preparación de Sabino Arias.

Pues bien, Miss Gabriela fue más que Betsabé, la siempre presente y corredora hija de Babu´s On y la terminó ganando por más de un cuerpo, en tanto que Camuncha solo llegó quinta y Maidenform, sexta.

FARSALIA, una lujosa de Forum y Farinella, hermana nada menos que de El Führer, nacida en el haras Lurigancho y defensora del stud Tradiciones de Don Carlos Palacios Villacampa, quien se quedó con la potranca para correrla, fue un poco más que Helena, una corredora Chronological del Altamar, que luego, en los 2000 del cotejo, sería la mejor. Pero Farsalia llegó en gran forma, era corredora, y pudo ganar con la monta de Sergio Vera y la batuta de Víctor Salas. Los restantes fueron mucho menos y el tiempo muy bueno 1’38””1/5.

SIPOYA, ganó en 1972 ratificando un claro favoritísimo que acompañaba a su compañera Jungla, que después sería ganadora del Cotejo. Pero Sipoya, una Sepoy y Siracusa,criada en el Albur y del stud New York, llegó como la mejor y fue la mejor, derrotando por ¾ de cuerpo a Jungla, una Cacique que también era muy corredora. Con la preparación de Alberto Químper y la conducción de Gonzalo Rojas. Sipoya corrió la milla en 1’37”4/5.

PORTADORA, gran favorita, a lo igual que Sipoya, y también una corredora de primera, fue la inobjetable vencedora en 1973.  Era una hija de Parrot en Milita, nació en la Cabaña, perteneció al stud Moradito, la condujo Arturo Morales y la alistó Carlos Pianezzi. Esta Portadora fue otra yegua que llegó invicta a la primera corona y la resolvió con facilidad. Le sacó más de 3 cuerpos a Piacenza en 1’39”” con Annabella e el tercer puesto.

ACROPOLITANA, una Clover y Cibeles del Doral, que crió el Haras Los Pacaes, fue superior a Fonuncia, , una Armagnac del Donnanfer que le venía de ganar en el “Mateo Pumacahua”, previo a la gran carrera. Pero Acropolitana, guiada por Arturo Morales, y alistada por Sabino Arias, comenzó a mostrar un progreso que luego se materializaría conforme se alargaron las distancias. Esta fue la primera Polla para las nacidas en el primer semestre y se corrió un domingo 10 de febrero.  

FOLIIES PIGALLE, ganó en fuerte atropellada en 1975 con los colores del stud Luck, la batuta de Carlos Pianezzi, y la conducción de Jaime Garrido. Reservada para su criador, el haras Jesús del Valle, para defender sus colores, para ser una calificada hija de Datour y Dyme, Follies Pigalle, que reapareció bien, dejó atrás a la favorita Etruria, una Absolute Power que llegó con los mejores pergaminos, y a Beautiful, otra gran candidata llegó cuarta. 

ALEMANA, una lujosa hija de El Führer e India, del stud y haras Los Pacaes, era línda y muy corredora. Por eso llegó como gran favorita y no hizo sino ratificar sus pergaminos ganándole por más de 6 cuerpos a Promise, una hija de Cortina, también muy corredora, que luego la ganaría en el Cotejo. Pero en esos momentos en la milla, Alemana era muy difícil de vencer. La condujo Adolfo Gonzáles y la presentó en gran forma Abraham Rengifo.

FLAVIA, una Chronological y Victory Charms, también criada en el Haras Los pacaes, del stud La Roma, llego como invicta y casi imbatible a esta primera Corona, y no defraudó, conducida por Melanio Rojas y alistada por Miguel Arteta pese a que tuvo la oposición de Sechurana que salió a destruirla. Las buenas Santuzza y Ma Vie la escoltaron.

TOLERANCIA, fue la continuadora de una serie de excelentes yeguas que fueron apareciendo y terminó superando por ¾ de cuerpo a Morada y Oro, una pequeña hija de El Führer y Laika que luego ganaría el Derby Nacional. Pero Tolerancia, fue una alazana muy linda y además muy buena e hizo justicia con la monta de Gonzalo Rojas y la preparación de Jorge Salas. Fue una hija de Tharsis y Pásica del haras La Cabaña y del stud Triángulo. Satánica fue tercera a 4 largos.

TROVADORA, excelente bajo todo punto de vista, triunfó en 1979 con la monta de Gonzalo Rojas, los colores del stud haras la Planicie y la batuta de Sabino Arias. Hija de Tenaz en Paciencia y sumamente capaz, solo la ronquera la terminó minando, pero pese a ello ganó los 2000 del Cotejo. En la Polla dejó a Demonia, una buena Snow Sun a 2 cuerpos, y Napolitana llegó tercera a 5 largos más. Trovadora corrió en 1’38” cuando la pista estaba pesada.

LOS OCHENTAS

Tenía antecedentes para regalar y fue sin duda una buena yegua. Se llamó Santa Cruz y alcanzó a derrotar a la favorita Valy, por pescuezo con la monta de Paco Mendoza, los colores de su criador y propietario, el Rancho Fátima, y la preparación de Juan Suárez Villaroel. Amol Moi fue tercera y un poco más atrás remató Venise, que después ganaría lejos el Cotejo. Santa Cruz fue una linda alazana hija de Society y Fancy Sue.

GIGI,  otra linda alzana hija de Parrot y Pásica que fue la vencedora de potrancas de 1981. Y le ganó a su gran rival Kukuo Cheina, una hija de Peter King, que era muy dura, por sólo medio cuerpo con la monta de Arturo Morales en su silla y Don José Morales en la preparación. El resultado se repetiría semana después, en los 2000 del Cotejoque ya se llamaba a esas alturas, Enrique Ayulo Pardo. Candy Light fue tercera a varios cuerpos. 

DOÑA LILY Y ZOILITA, hicieron el empate en 1982, el único que registra la historia de la gran carrera. La primera era una hija de Mr. Dud´s y Doña Irma del Notre Dame y que había criado el haras La Paloma, y la segunda, una valiente hija de Mineur y Arepita del Morococha. La primera en dominar fue Zoilita, destacadísima millera, pero llegó pareja y capaz la atropellada de Doña Lily que la igualó justo en la raya. Después Doña Lily sería la mejor, pero Zoilita nunca desentonó en el medio fondo. Arturo Morales con Doña Lily y Guillermo Herrera con Zoilita fueron los jinetes que empataron y Juan Suárez y Erasmo Quiñones los preparadores. 

BICHA, era ligera y corredora y llegó con una campaña previa que la podía llevar al estrellato, justo momentos en los cuales New Love, la Tenaz que había sido la estrella a los 2 años, y que después lo fue cuando a los 4, había mermado. Y entonces la hija de Betín del Tania con Antonio “el pulpo” Aburto en su silla, tomó la punta, no se abrió en el codo, ya que solía hacerlo, y controló con lo justo a Lady D. Hubo nariz entre ambas, con New Love tercera y Hermandad cuarta. Estas dos fueron a la postre las mejores.

ATOLONDRADA, una valiente hija de Ups que crió Los Pacaes y que corrió por el stud Deroge, con la presentación de Raúl Arriagada y la conducción de Yuri Yaranga, terminó pasando de largo a la ligera y noble Good Night y mantuvo contundente triunfo en 1’37”4/5 y por 3 ½ cuerpos. También visiblemente separadas Súper Lady, Solidaridad y Thayna completaron los bolos. Atolondrada repetiría su victoria en el Cotejo y fue la potranca líder de una durísima genración.

MADRIGUERA, una hija de Bizarro y Appalachia que crió el San Pablo y que defendió los colores del stud Las Mucas, terminó sacándole dos cuerpos a Ojitos, una Old Charade, con Monita y Dos Rosas un poco más atrás. Dos Rosas había sido una espectacular liebre a los 2 años, pero Madriguera la terminó ganando en la “Copa de Oro” y en la milla de la Polla amplió ventajas, pero no pudo seguir luego en acción. La preparó Sabino Arias y su jinete fue Edgar Prado, en su año estelar.

THIS FLOWER,  era pequeña pero una gran atropelladora y con plena capacidad de ganadora, y así lo hizo en la primera Corona, siguiendo su receta de venir entre las últimas y de volar en los tramos finales. Así había ganado la “Copa de Oro”, y así lo hizo en la Polla, superando por medio cuerpo a Moonsshadow, que parecía que ganaba en los últimos 100, con la veloz Karinsita tercera delante de Morucha e Islamabad, Tex Fina y Eternidad, aún en proceso de formación, y que después le quitaron el cetro s This Flower llegaron octava y novena. This Flower fue una hija de Límite y Suna, la crió el Santa Clara por encargo de Oscar Salinas, la preparó Manuel Valdivia y la condujo Mario Becerra.

VALLESPINA, terminó pasando de largo en la edición 1987, con la monta de Braulio Fernández, la preparación de Carlos Gastañeta, y los colores del stud Mochita. Hubo una gran favorita, Lady Ups, que defeccionó llegando solamente cuarta y Vallespina una Valechka y Worden Couet, fue la incuestionable vencedora. Star me Up la escoltó a 7 cuerpos, y Snow Beauty aún estaba en “pañales”.

DIMONA, fue otra hija de Ups que dominó la primera Corona, en la década que nos ocupa. Con Luis Ranilla, la preparación de Raúl Arriagada y los colores del Yolita, la egresada de Cuatro Tablas, era hija de Geishita, salió de afuera para ganarle bien a Nelly A. con Green Valley, Niniveh y Soy Norteña un poco más atrás. Las dos últimas con Ie Ie, dominarían luego, pero Dimona ganó muy bien y después se lesionó.

FIANCEE, no tenía un físico llamativo, pero era buena, y fue brillantemente conducida por Jacinto Rafael Herrera, y al final fue claramente superior, dejando a 3 cuerpos de Halley Top, con la linda Lady Chabelly tercera. Fiancee fue una hija de Count Claridge y Defiance, que nació y se crió en el haras La Qallana y defendió los colores del stud Santa Marina, con la preparación de Juan Suárez. Fiancee, repetiría su triunfo en los 2000, del Enrique Ayulo Pardo.

LOS AÑOS 90´S

En 1990, apareció Mari July cuando aún se conocía poco, por más que tenía un triunfo largo y en muy buen registro, pero antes de ella habían algunas, como Western Dancer, que parecían que podían ser primeras figuras. 

MARI JULY con un estupendo Luis “el chepenano” Gonzales, atropelló por dentro Femme Fatale y la ganó casi en el disco. Después la hija de Daring Scheme y Nadia Real del haras y stud Gina, hizo su sensacional triplete: Derby, Gran Premio y Jockey Club del Perú y se consagró como una de las grandes yeguas del turf peruano, y Femme Fatale fue también muy buena yegua. Friend Always fue asimismo, buena tercera y Western Dancer se perdió luchando encarnizadamente la punta.

DALNAMEIN, una hija de Primo Domini nacida en Inglaterra y defensora del stud y haras El Centauro, corrió estupendamente en la distancia que dominaba a la perfección, la milla, y supo así capaz derrotar por ¾ cuerpo a Screen Baby, una Screen Idol ligera y corredora, pero fatalmente con tendencia a sufrir de hemorragia nasal. Tres yeguas que después encabezarían el año, como Skara, Lúcuma, Show Wing, completaron los bolos y Melanio Rojas, de gran gestión y Raúl Arriagada fueron los profesionales vencedores.

CAMIUNCH, sacó a relucir su gran atropellada en 1992 con la energía del chiclayano Narciso Vargas y dejó atrás a otra corredora como África Mía, que fue la primera en dominar cuando fue aflojando la veloz puntera Arriba Alianza. Camiunch, una hija de Rumbo y Triunfal, del haras y stud Bouclé, ganó luego el Cotejo y fue gran rival tanto en el Derby como en el Gran Premio Nacional y una calificada yegua, que incluso fue ganadora clásica en USA.

LA BELDAD, pudo ganar una primera Corona que luego lo ratificó en los 2000 del Cotejo, Enrique Ayulo Pardo, lúcida y brillante, porque el grupo que enfrentó fue muy duro y estelar. La escoltó Chiclayanita, en tanto Tía Gigi fue tercera. Hubo un grupo de potrancas ligerísimas que fueron encabezadas por La Reserve que se quedaron cuando llegaron a la recta final. Adolfo Morales estuvo brillante y Simón Arredondo, fueron los profesionales de la hija de Prince y Luminosa que crió el Gina y que lució las sedas del stud Don Rody.

MARSHMELLOW, una fornida alazana hija de Dormello y Belle Bijou del Temsa y criada en el Boucle, fue pareja, llegadora y muy capaz, para adelantar a Mainz, una Privato que cayó con todos los honores, con Jalzilia y Penny Jo un poco más atrás. Marshmellow, que luego ganaría los 2000 del Enrique Ayulo, le dio una aplaudida victoria a su joven y recordado preparador, Miguel Drago, y fue conducida por Adolfo Morales.

DAKOTA, expuso el máximo de su coraje para dejar atrás a Blaine, Madre de Dios y Boating, que fueron sus principales y durísimas rivales. La hija de Vaduz y Extremeal Easy del Myrna y criada en La Qallana, llegó como la mejor, pero tuvo que marcar el paso desde el inicio y al final la salvó su enorme capacidad para la lucha. Madre de Dios desnivelaría luego en el Ayulo Pardo, pero Dakota quedó como una valiente y gran millera. Edwin Talaverano y Jorge Salas fueron los profesionales vencedores.

RAGHIA, Terminó aventajando a Loveshine en 1996, después que Korsavina, sumamente ligera, le fue quitando energías a Loveshine, pero Raghia, muy capaz y gran yegua desde el inicio de su campaña, iba a ser esa tarde muy difícil de vencer. Fue un match, porque la tercera fue Niña Ashley que llegó a 13 cuerpos. Y una grande como Bonina, no alcanzó a correr. Raghia nació en El Embrujo, perteneció al María Angola, la presentó muy bien Augusto Olivares y la condujo excelentemente Manuel Aguilar.

SAMIRIA, fue estrechísima la llegada de la edición 1997, cuando superó con David Cora en su silla a French Romance, Sarabaya, Anthology y Sentimientos, tras gran faena de su jinete. Samiria era una Stack y No Me Sigan del stud y haras Rancho Fátima.

MADAME EQUIS, la estupenda corredora hija de Book The Band y Universitaria, que contó con la monta de Edwin Talaverano,  defendió los colores del Capri y fue presentada por Mario Morales. La negra, llegaba en calidad de invicta a la competencia, siguiendo un tren violento, que protagonizó Fergy, una Privato, que tuvo patas para llegar a la punta y sostener presión sobre la hija de Universitaria, que a 800 de la meta era la segura ganadora, derrotando a Armenia, con Sandra tercera delante de Fergy. Luego fallaría por sus problemas orgánicos en el Enrique Ayulo, para convertirse después, en una yegua de lujo en la historia de nuestro turf.

BATUKA,  fue aquella “Polla de Potrancas” en 1999 , quizás, el triunfo más dramático que consiguió esta brillante norteamericana hija de Bates Motel y  Lady Is a Tramp, con los colores del Myrna,  que llegaba enredada y comprometida en la recta final, e incluso ya en derecho, parecía que no ganaba, pero bastó que encontrara un sitio y se viera libre, para que avanzara con esa fuerte atropellada, ya conocida en ella, y derrotar por más de 3 largos a Engreida, una Swiss Native y Magic Carpet que se presentó como una gran rival.  Monacocha y Striptease remataban en el tercer y cuarto lugar, respectivamente. La condujo David Cora y Jorge Salas en su preparación.

UNA NUEVA ERA

JULIE ROSE, asomaba como una de las lideresas de su generación y lo ratificaba en la milla de la primera Corona. Hija de Vaduz y de una gran corredora como Lúcuma, apareció por fuera con su gran atropellada ante gran maniobra de su jinete Renzo Morales, para derrotar por un poco más de un cuerpo a Gabriela Paulina, una hija de Combsway del Polo Rocca, que fue una gran rival. Tercera Palema, adelantando a Zamba Canuta que fue una gran protagonista con fantasía Fantasía en el quinto lugar, que a la postre sería la inobjetable ganadora del Enrique Ayulo. 

Fracasaba la gran favorita Jenet. Julie Rose, así como apareció, ya  no pudo continuar en escena debido a una lesión que la aquejó.  La preparó Juan Suárez Villaroel, para los colores del Black Label. 

PEÑISCOLÍSIMA, La diminuta hija de Surely Six y Muévelo que crió el haras Gina y defendió los colores del stud Doble J, llegaba como gran favorita y confirmaba el liderato de las potrancas del primer semestre del 2001.  Peñiscolísima protagonizó  un lindo y luchado final digno de una corona con una brava rival como La Tizona, a quien pudo adelantar por sólo medio cuerpo tras gran final de su jinete Alberto Púsac. La Tizona una hija de Shuailaan del Altamar, sería la posterior ganadora de los 2000 del Enrique Ayulo Pardo. Tercera Fernanda delante de Tiazinha. La preparó Hugo Díaz.

PÉTALO, se hacía de la primera corona de la generación nacida en el segundo semestre del  año 2001. Se trató de una hija de Book the Band y de la corredora Penny Jo, que fue en calidad de sacrificio para su compañera Campbell, quien rodó al partir. Tras ello, cumplió con su libreto, falseó el tren y se llevó la carrera de punta a punta y derrotar por más de 4 largos a Miósfera . en tanto que Quetzal fue tercera delante de Pampa Blanca. Pétalo perteneció al stud TR, la presentó mejor que nunca Jorge Salas y fue muy bien conducida por Víctor Arredondo.

MARIMER, hija de You and I (La Chaposa) y Shooting Star, defensora de las sedas del Altamar, que naciera en las praderas del San Pablo y que preparó Sabino Arias, se presentaba como una candidata de grandes posibilidades a esta primera Corona de las potrancas del 2002. Esto lo ratificó cuando entró al derecho dominadora y de allí enfilarse a la meta con cinco cuerpos a su favor sobre Kiana , la Spend One Dollar y Marshmellow del stud Gloria que iniciaría un lujoso doblete, tanto en los 2000 del Enrique Ayulo y los 2400 del Derby Nacional. Tercera Channie delante de Cabulera.

LA SAMI,  una hija del linajudo  Laubali y Samiria, que reservó para sus colores el stud haras Rancho Fátima y que batuteó Juan Suárez Villarroel. La Sami respondía al favoritismo en la que llegó a la competencia, por todo lo que hizo previamente a esta la gran carrera. Montada por Víctor Fernández, apareció como una luz en los últimos 150 metros, enfilándose  hacia la meta con tres cuerpos a su favor sobre Ita que se metió por los palos, mientras tercera llegaba  Zarai delante Giordana, mientras que Fastway, otra gran protagonista de esta generación del 2003, llegaba en el noveno lugar. La Sami posteriormente, seria la brillante ganadora del Derby Nacional.


LARIA, otra hija de Laubali y Samiria, en medio de una gran sorpresa, la outsider Laria, la propia hermana de La Sami, fue la incuestionable ganadora de La Polla de Potrancas del 2004. Y esta Laria, que contó con la preparación de Juan Suárez,  se daba el lujo de salir de perdedores en este trascendental clásico, con la monta de Alberto Púsac.  Laria se hizo presente con su fuerte atropellada en los metros finales y pudo derrotar por más de 2 cuerpos a Gisella, una Play The Gold que fue una gran rival. Tercera  Jade, la hija de Combsway que posteriormente realizó una estupenda campaña en tierras españolas. Cuarta Quick Dream.

MELODIE JONES,  dominó la edición 2005. La hija Book The band y Alta Ejecutiva,  que crió el Río Santa, definió la carrera en los últimos 250 de competencia, controlando a Fauna, una hija de Farallon P. y Steris que parecía la segura ganadora, y que tras una intensa lucha en los últimos metros, pudo sacarle un pescuezo de ventaja a su brava rival, tras grandes finales de su jinete Benjamín C. Padilla. Un poco más atrás tercera Ikea que al no encontrar pase en los 350, no pudo culminar su ataque. Cuarta Creída. La defensora del Kiarita, contó con la preparación de Andrés Távara.

FUNNY FACE, una hija de Farallon P y Sphinx, ganó la edición del 2006. La egresada del Rancho Fátima, defensora de las sedas del stud El Tigre, contó con la enérgica monta de Máximo Chilo, quien tuvo que exigir a la pupila de César Moncada, encontrando fuerte oposición en Allianz Arena, una hija de Prospector´s Cap del “Catorce” que llegaba con mejores pergaminos a la competencia  y  a quien dominó a poco de la meta, logrando contener la fuerte atropellada de Ninotchka que le quitaba el placé en la meta a la pupila de Claudio Pizarro. Completaba el marcador Amazónica.

BETANIA, pasó como una luz en los últimos 300 metros de la edición del 2007, con la monta de Benjamín C. Padilla, la preparación de Juan Suárez y los colores del Couet. Betanía, una hija de dos grandes corredores como Domingo y  Julie Rose, fue una gran sorpresa dominando a Querida que atropello con mucha fuerza. Tercera Magic Dream, la hija de Quintillón y Sweet Destiny que llegó como gran favorita de la competencia, delante de Distinguida que fue la liebre del grupo, en la que fue una excelente generación de yeguas. 

MAITENA, la hija de Apprentice y Nieve Perpetua, que defendiera las sedas del Pope, que crió el haras Gina – Santa Rosa. Su triunfo en la edición del 2008, tuvo un gran mérito ya que dio ventajas de edad y sorteó serios contratiempos durante la carrera, que fueron superados con creces, gracias a la estupenda conducción de su jinete Benjamín C. Padilla, superando a Tiza, la hija de Tibetano que fue la liebre de la competencia.  Su media hermana Willka Wasi llegaba en el tercer lugar delante de otra Apprentince como Danza Guerrera. Fue preparada por Juan Suárez, estampó 1’39”4/5 para la milla.

RIHANNA,  la estupenda  hija de Apprentice y Speedy Spender, se impuso en la edición del 2009. Fue presentada por Félix Banda, los colores del Soribel y la crianza del Gina – Santa Rosa. Ungida clara favorita, mantuvo su invicto y a base de su guapeza, pudo derrotar por medio cuerpo a Mi Curli , montada por Iván Quispe. Tercera Lady Arianna, la hija de Play The Gold y Yaku,  su compañera de colores y quien ganaría el Enrique Ayulo. Cuarta Sierra Morena. Posteriormente Rihanna,  prosiguió su campaña en los Estados Unidos.

ALMUDENA, fue toda una sorpresa en la edición del 2010. Fue poco a poco ganado posiciones y en el derecho, comenzar a pasar a sus rivales y defenderse de la débil atropellada de Cruzada, una hija de Quintillón y Brava que posteriormente sería la inobjetable ganadora del Enrique Ayulo. Tercera Frida que adelantaba a Cruella Deville. Quinta Private Affair, una hija de Privately Held que sería una yegua de calidad internacional.Benjamín C. Padilla estuvo muy acertado en su conducción y Juan Suárez fueron los profesionales de la hija de Silver Planet y Fire Legend que crió el haras El Catorce y que defendiera las sedas del stud Mannig, de Willy Saba. Otra generación que produjo yeguas de calidad. 

CUBAGE, fue la que ganó en la edición 2011, con un brillante Mariano Arenas en su silla, la preparación de Sabino Arias y defensora de las sedas del Diego Enrique. Era una Quintillón en una corredora madre como Engreída. Sostuvo una fiera resistencia de una guapa como Catibel, una hija de Flanders Fields, que sería la brillante ganadora de la segunda Corona y quien empataría en el segundo lugar con Dama Juana. Tercera Abayyan.

LA COLOSA, una hija de Pegasus Wind y una extraordinaria madre como Brava, que crió el haras Alydar, que defendió los colores del Wall Street. Realizando una estupenda carrera en la edición 2012, La Colosa derrotaba por más de 2 cuerpos a Pour Femme, una linda negra y corredora hija de Apprentice  que llegaba con mayores pergaminos a la carrera y que fue un hueso duro de roer. Tercera Salemka delante de Bambina Mía. La Colosa se encontraba en una eminente “alza”, cosa que demostró cuando ganó sin atenuantes el Enrique Ayulo Pardo. La condujo Angel Siguas y contó con la preparación de Juan Suárez. 

GALIANA, llegaba como la auténtica líder de la generación, y no hizo sino ratificar su superioridad en la edición del 2013. Se trataba de una hija de Fletcher y Kroata, que defendió los colores de su criador, el Myrna, y que marcó un de punta a punta inapelable, Galiana manteniendo su invicto, acto que repetiría en los 2000 del Enrique Ayulo. Al final derrotaba a su compañera de colores Mantra por un poco más de un cuerpo. Tercera a tres largos, Royal Fields delante de Dama de Hierro, completando el marcador. Contó con la monta de Alfredo Clemente y la sapiente preparación de Jorge Salas.

ART NOUVEAU, una linda alazana argentina hija de Russian Blue y Bellas Artes, ratificaba su amplio favoritismo en la edición 2014, al derrotar de potente atropellada y en estrecha llegada a Poética que caía con todos los honores, ,con La Ruleta en el tercer lugar, dejando en el cuarto lugar a Supernova.  Mariano Arenas estuvo en sus controles, los colores del Jet Set y la preparación de Augusto Olivares.

SUSPIRO LIMEÑO, la díscola pero corredora alazana, hija de Easy Along y La Bromista, nacida en el haras La Quebrada en Argentina y la batuta de Augusto Olivares, no tuvo atenuantes en la edición 2015. Encontró un claro por los palos en el derecho y a 200 de la sentencia, pasó de largo para derrotar  por más de tres largos a Mas que Buena, una Pegasus Wind del Santa Marina que realizó una destacada actuación. La Candy llegaría en la tercera ubicación, adelantando a La Mar que completaba los bolos.  Renzo Rojas estuvo brillante en la conducción de la defensora del Stud haras Recoveco, que a la postre repetiría su superioridad en los 2000 del Enrique Ayulo Pardo.