ENTREVISTA A JUAN ALLEN "TIN TAN"

Esta vez, le traemos una interesante entrevista a Juan José Allen. Noble cuidador de ejemplares de altísima calidad como lo fueron  Betín, Barbecho, Demanda, Florescencia y Capitán Garfio. Es precisamente Betín, uno de los casos más anecdóticos en la historia de nuestro turf. Un hijo de Babu´s On y Modern Queen que luego de un esperanzador inicio, que incluso lo llevaron a ser el incuestionable ganador de la Polla de Potrillos de 1971, para decaer ostensiblemente durante los años 1972 y 1973, debido a sus deficiencias respiratorias (Ronquera), disputando carreras de hándicap, sin mayor éxito. Es precisamente en este periodo, que Judith Aragón, propietaria del stud Tanía, compra toda la caballada del stud El Doral, adquiriendo 20 caballos,  entre los que se encontraba este alicaído Betín.

Y cuando parecía un caballo desahuciado para las carreras de caballos, llega al cuidado de Juan, quien fue su celoso cuidador y  vino su impresionante recuperación en 1974,  derrotando a ejemplares como Decamerón, Flaminio, Rascal  y Tenaz, para posteriormente convertirse en un millero de nota, campeón internacional en ese año, y luego protagonista de lujo en cada una de sus competencias que disputó. En 1975 sus memorables duelos con  el rubio Palao, con Adriano, Escipión y el Duende en el 76. Luego gracias a su enorme salud, lo llevaron a estar presente hasta la temporada 1977,  año en el cual mientras disputaba los 1800 metros del clásico “Fuerza Aérea Peruana”, se lesiona de gravedad en uno de sus nudos,  lesión felizmente controlada, pero ya para ejercer como reproductor. Toda una historia  que tocaremos más adelante, cuando detallemos en una crónica, su linda campaña.

Y con los ojos llorosos Juan José menciona:  “Gracias a Betín, pude comprar mi casa y darle lo mejor a los míos, eso no tiene precio.  Es por ello que a mi casa le puse “Villa Betín” en honor a ese noble castaño, al cual le brindé todo mi cariño”. Luego lo vimos mirando con nostalgia un sencillo llavero, que llevaba impregnado en ambos lados un gran mensaje en medio de la figura de un herraje: “simplemente Betín” .

Pero “Tin Tan”, por su enorme parecido al famoso actor y cantante mexicano Genaro Cipriano Gómez, estrella de cine por la década de los 40’s, también fue cuidador de Barbecho, otro estupendo hijo de Babu´s On y Novela, que a lo igual que Betín, perteneció a  las sedas del Tania. Notable protagonista de la estupenda generación de 1975, y ganador inapelable del Ricardo Ortiz de Zevallos, lamentablemente desaparecido de escena de manera prematura. “El cayó fulminado por un infarto cuando lo estábamos alistando para correr el Gran Premio Nacional, fue una desgracia, uno de los peores días de mi vida, sentí como que había perdido a un hijo” nos relató y luego comenta: “me eche a llorar encima de su cuerpo, abrazándolo”. 

Pero la vida le dio una nueva satisfacción. En 1976 Demanda fue otra de sus pupilas, integrante de la generación del 76,  que la llevaron a obtener un categórico triunfo en el Gran Premio Nacional Augusto B. Leguía de aquel año: Y ahí soltó otro comentario: “En la codo final de la carrera, ya sabía que nadie la pararía. Gano excelentemente con la monta del recordado Juan Castellanos”.

Llegamos a 1977 y Juan José,  “cambia de colores” a un stud que alcanzó niveles de protagonismo internacional, como lo fue La Roma, con el recordado Miguel Arteta como preparador, y en la que cuidó a una estupenda velocista como Florescencia, inclusive representante peruana en a recta internacional de Palermo en 1978, y yegua que obtuvo 19 triunfos entre premios y clásicos en una fructífera campaña que duró cuatro temporadas. “Con Florescencia tuve la oportunidad de viajar por primera vez en mi vida. Fue en la recta internacional de Palermo de 1978. Lamentablemente, la yegua no demostró su verdadera capacidad”.

Y de allí nos trasladamos mágicamente a los años 90’s y con aquella linda década, “Tin Tan” coronaba su cariño al cuidado de sus caballos, cuando pudo obtener el Derby Nacional de 1997, con las sedas del stud haras Santa María, en una tarde en la que Capitán Garfio, daba tremenda sorpresa con la monta de José Sierra, derrotando a los mejores de su generación. “Fue una tarde mágica, no lo podía creer”. Luego replica “Recuerdo que llegué al stud y todos mis compañeros me felicitaron. Luego llegó Fernado Gómez Sánchez, su propietario y me dijo: porque no celebras, sabes qué carrera es la que acabas de ganar. Yo le respondí: Para mí es una carrera más, lo importante es que el caballo está sano. Nunca en mi vida había tomado bebidas alcohólicas, pero siempre hay una primera vez y ese día lo fue, yo parecía caballo que había rodado a 100 de la sentencia”,riéndose a carcajadas. 

Todo lo relatado, no es producto de la casualidad. El cariño y empeño que Juan José Allen le dedicó a cada uno de los caballos que estuvieron a su cargo, fue retribuido por ellos en la cancha, dándoles grandes logros. “Estoy retirado de la actividad desde el 2002, mi vida son los caballos de carrera y mi pasión las carreras de caballos”. Estamos seguros de eso Juan, y los hípicos, te damos las gracias por ser un protagonista de lujo, en la historia de nuestro turf. 

Les invitamos a ver la entrevista completa con el gran Juan José Allen, “Tin Tan”: