VIAREGGIO, TRINI LÓPEZ Y EL TERREMOTO DEL 70

Conversando con un “longevo” amigo de la hípica, este me comentó lo sucedido en aquel terremoto que sacudió Lima, y en especial, como lo vivieron en Monterrico en la tarde en que Trini López y Viareggio competirían en un nuevo duelo. En efecto, el domingo 31 de Mayo de 1970, se iban a disputar los 2000 metros del clásico “Enrique Meiggs”, programado como prueba central de la reunión de esa tarde y que estaba rodeado de general expectativa por cuanto ya ambos cracks argentinos se habían medido y estaban generando una rivalidad que los hizo famosos y demostrando de paso, que eran muy corredores.
Y cuando faltaba muy poco para el ingreso al partidor eléctrico, llegó un fortísimo movimiento telúrico que hizo que la reunión quede suspendida y que no se llegue a correr el citado clásico.
Demás decir el susto mayúsculo en general de la población de Lima como es obvio, y también de la gente que estaba en las tribunas y especialmente en el cuarto y quinto piso, donde la tribuna parecía por momento que se venía abajo.

Recordemos que poco días después, fue que comenzó el mundial de fútbol en México, en la cual el equipo peruano debutó triunfalmente superando al de Bulgaria por 3 a 2, y el Meiggs, de acuerdo al reglamento se disputó al domingo siguiente, o sea el domingo 7 de junio.
Ganó Viareggio por algo menos de dos cuerpos a Trini López, el Bell Hope y Trinitaria, del Chantilly, tras gran labor de Sergio Vera y tercero remató El Shipibo, que era otro buen clasiquero argentino, aunque inferior a los dos primeros.
Todo lo previo a ese año, había sido favorable a Viareggio el “caballo de fierro” hijo de Optimist y Suavecita, que lucía los colores del stud Italia y que estaba preparando Oswaldo Salaverry. El había comenzado en la milla del “Ismael Ganoza Chopitea” y había ganado en 1’35”1/5, por algo más de un cuerpo sobre un excelente medio fondista como lo fue Kokotito, un hijo de Celtíbero del stud Alsy, y a la semana corrió la recta del “Pegaso” y dejó atrás a Defensor en nada menos que 55” y fracción en los 1000 metros.
A los 15 días, Horacio Barbarán, quien lo había dirigido ya en la recta del Pegasso, se quedó un poco en la subida de la milla del “Consejo Distrital de Surco” y Kokotito no lo perdonó y lo terminó controlando por medio cuerpo en 1’37”, para los 1600 metros, y a la semana, bajó a los 1200 del “Santiago Acuña” y postergó por más de 2 cuerpos a Toro, en 1’10”2/5. Viareggio no paraba, y a mediados de Marzo, Defensor largó muy buen y lo derrotó por escaso margen en el “Velocidad”, pero dos semanas más tarde subió a los 1700 metros del “Especial Nitouche” y se cobró una vibrante revancha sobre Kokotito, corriendo en 1’42”1/5, que era récord, y con la monta de Sergio Vera.
Fue a los 30 días, comienzos de Abril, cuando subió a los 2000 metros del “República de Venezuela” y comenzó a encontrarse con Trini López y lo terminó ganando en gran final, dando el inicio a una serie de grandes carreras entre ambos.
Justamente la segunda confrontación fue el citado “Enrique Meiggs”, que volvió a ponerlo en frente de su bravísimo rival.
Después llegaría la milla y media del “Jockey Club del Perú” donde Trini López empezó a ganarlo esa tarde, tras gran labor de Arturo Morales.

Y la historia entre ambos obviamente que siguió en un año que fue muy intenso y además lleno de carreras de categoría.