GILLETTE EN EL RECUERDO

Cuando Gillette apareció como un vendaval el 21 de julio de 1968, la tarde de su debut, se tuvo la idea que se comenzaba a apreciar a un potrillo sumamente ligero y de estupendas condiciones para la velocidad, cosa que se confirmó con el transcurrir de su campaña, al llegar a convertirse en un destacado protagonista de calidad internacional.
Hijo del inglés Hard Sauce en madre Deex Box, fue traído de los Estados Unidos en el vientre de su madre por el recordado haras Jesús del Valle, defendiendo los colores del Olga María y puesto bajo la preparación Augusto Soto en sus primeras carreras.
Aquella tarde, cuando pudo derrotar por más de cinco largos a Mustang, marcando 1’13”3/5 con la monta de Jaime Garrido. Tras el auspicioso debut, Gillette tuvo dos triunfos consecutivos más en sus respectivas condicionales .La primera de ellas el 4 de agosto, cuando impresionaba a todos en un fácil accionar, derrotando por más de 9 cuerpos a Tulipán, a pesar de haber partido desestribado y de punta a punta, marcando 1’19”4/5,para los 1300.
Ya para ese entonces, Trastevere, el Agamenón y Libertina del Barlovento, asumía su rol de líder de la generación del 68, cuando se hacía de la Polla de Potrillos, al derrotar a Leviatán. Es por ello que el siguiente paso de Gillette, era tentar los 2000 del “Ricardo Ortiz de Zevallos”, por lo que corre una condicional más como paso previo a la disputa de la segunda corona. Repitiendo su libreto de gran ligero, derrotaba de punta a punta a Secreto por medio cuerpo y marcaba 1’32”475 para los 1500 metros, dando la impresión que sus pulmones no respiraban la distancia.
Esta impresión quedaría confirmada la tarde del “Ortiz de Zevallos”, donde Gillette tras correr alocadamente en la punta, llegaría fuera de poste de Trastevere, quien confirmaba ser el crack absoluto de la generación. Luego de esta carrera, el hijo de Hard Sauce, sería dedicado netamente a las distancias de la velocidad.
Obtuvo cuatro derrotas consecutivas, ya en el campo clásico, al ser vencido en dos oportunidades por Vitempost, gran velocista de origen argentino. La primera de ellas con motivo de los 1200 del “Jockey Club Mejicano” y la siguiente en los 1000 metros del Premio “Hernando Lavalle”. Luego sería derrotado por el cariblanca Aristeo, en los 1200 metros del “Consejo Distrital de Santiago de Surco” y cerrar el año escoltando a Big Shot, otro gran velocista argentino, con campaña en Monterrico.
PARA Y DESPEGUE
Comenzaba 1969, bajo la nueva preparación del chileno Alejo Lancién. Gillette, derrotaba muy fácil a El líder, Fox, Cortesía y compañía en el kilómetro del Premio “Pegaso”, para luego arribar tercero de Ca D’Oro y derrotar en su siguiente a El Faro, en sus respectivas condicionales.
Llegó la disputa de los 1000 metros del “Santiago Acuña”, en donde se encontraban los mejores velocistas del momento, llegando tercero tras Aristeo y Big Shot, siendo puesto en descanso por una lesión en una de sus manos.
Llego la etapa de la cura y con él, el Deex Box obtuvo un nivel realmente importante, bajo la nueva preparación de Luis Seguel. En efecto, Gillette reapareció en julio, ganó en forma apabullante sobre El Hípico, en los 1000 metros del “Ejército Peruano”, y ganarse dos hándicaps sobre Maroñon y Férvido respectivamente, siempre en la recta.
En octubre, nuevamente con los mejores velocistas del medio, disputa de una nueva versión del “Consejo Distrital de Santiago de Surco”, saliendo a correr muy fuerte, anuló a sus rivales a 200 de la partida, derrotando por 3 cuerpos a Defensor, Kralj, Sultán Jr y seis más, en 56”1/5 para el kilómetro, lo que le valió la decisión de sus propietarios para correr la recta internacional del “Gran Premio Internacional Jockey Club de San Pablo”, que se correría en el hipódromo de San Isidro, Argentina.
MEMORABLE “JOCKEY CLUB DE SAN PABLO”
La delegación peruana para el meeting internacional de argentina, quedaba conformada por Tempting para los 3000 metros del Carlos A. Pellegrini, Kokotito para la milla del “club Hípico de Santiago” , Gillette y Defensor en la recta del “Jockey Club de San Pablo”.
Montado por Jaime Garrido, Gillette en una carrera dura como se esperaba, cuando faltaban 600 metros tras una partida que demoró varios minutos, Defensor y Gillette compartían la dirección. Por los palos irrumpían Hanley y más abierta la potranca Prudence, el favorito Juan Pueblo iba inmediatamente después por el medio y esperando los finales para definir.
Faltando 400, la tensión siguió. Por momentos el peruano Defensor predominaba, pero Gillette iba muy cómodo y Jaime Garrido aún no le pedía el último esfuerzo. Hanley comenzaba a ceder y por afuera se comenzaba a insinuar la enorme figura de Juan Pueblo, un tordillo de 530 kilos.
A 150 de la raya quedaron en una línea Defensor y Gillette por momentos superado y por fuera Juan Pueblo que a 100 de la meta igualó y echándose para os palos, superó y molestó a Defensor. Paralelamente, Gillette fue buscado y salió con fuerza. La carrera era un match. Y palmo a palmo, sin ceder Gillette un metro, los dos caballos se fueron separando para definir una llegada estrechísima, que tras una final que tardó 10 minutos en dar el veredicto, determinó ½ pescuezo de ventaja para el tordillo argentino. Tercero el argentino Pelillo y cuarto el peruano Defensor.
Luego de esta carrera, Gillette fue vendido al turfman norteamericano Clifton Moore, por la suma de $ 80,000 dólares. En los Estados Unidos, Gillette fue muy buen ganador de carreras e inclusive ejerció como padrillo en Wyoming - USA.
Aquel internacional fue una gran actuación de Gillette, caballo que confirmaba su calidad indiscutible de ligero y que tuvo su espaldarazo internacional al demostrar algo que se hace indispensable cuando se sale al extranjero, coraje para no ceder, ingresando de esta manera a la lista de las grandes actuaciones de caballos peruanos en el extranjero.